México sigue siendo el país con el más alto nivel de desigualdad del ingreso entre su población, dentro de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

El 20 por ciento más rico todavía gana diez veces más que los que se encuentran en la parte inferior de la distribución del ingreso, señala el reporte ‘¿Cómo va la Vida? 2020, midiendo el bienestar social’.

México fue el país con el menor ingreso disponible promedio de los hogares; sus empleados de tiempo completo tienen el ingreso bruto anual más bajo.

La penetración del Internet entre la población mexicana fue del 60 por ciento, la menor dentro de la OCDE en donde superó el 80 por ciento; existe la mayor tasa de hogares que vivían sin inodoros interiores con descarga directa al sistema de drenaje, del 25 por ciento, comparado con 3 por ciento promedio a nivel organismo.

El reporte busca ser una radiografía del bienestar social entre los países que conforman el organismo. En el caso de México, evidencia el largo camino por recorrer para estar al nivel de economías avanzadas en diversos aspectos.

Publicidad