La economía no aguantará otro cierre de actividades productivas ante una segunda ola de contagios de COVID-19 en México, por lo que de ocurrir, el tratamiento deberá ser diferente, “mas científico”, pidieron industriales del país.

“Si viene una segunda ola tiene que haber un manejo distinto, mas científico y profesional para poder evitar una situación que sí sería muy complicada”, añadió Alejandro Magallón, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin).

Te puede interesar: Crisis de “inactividad laboral” complicará la recuperación: OIT 

Los expertos también advirtieron que una segunda ola de la pandemia podría tirar casi 2 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) en 2021, tras el 8.5 por ciento estimado en 2020.

“El impacto de una segunda ola dependería de las medidas que se tomen, un cierre similar sería inadecuado; sin embargo, con una segunda ola, una estimación modesta es que en lugar de crecer 3.5 por ciento como se espera en 2021, el PIB caería 2 por ciento sobre la caída de 8.5 por ciento que estimamos en 2020”, dijo José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin.

“Nos volvería a llevar a terreno negativo considerando que los sectores estratégicos ya están definidos y ya se aprendió que se debe considerar ciertas cadenas de valor”, agregó.

Al presentarse ya en países de Europa rebrotes de contagios, la amenaza de que ocurra en México está latente y en ese caso, el tratamiento deberá ser diferente y no recurrir a otro confinamiento total de la actividad productiva del país.

“Si viene una segunda ola, no podemos pararle, México no lo aguanta. Tenemos que manejarlo diferente”, dijo Raúl Picard, vicepresidente del organismo, al destacar que el sector privado ha estado cumpliendo los estándares sanitarios con el cuidado de su fuerza laboral y habría que confiar en que seguirá haciéndolo.

A seis meses del confinamiento impuesto por las autoridades federales, el 1 por ciento de las empresas del sector industrial cerraron definitivamente sus operaciones y el 67 por ciento lo atribuyó a la carencia de apoyos del gobierno, según la sexta encuesta de la Concamin entre 700 socios.

Hoy, el 46 por ciento de las empresas está operando arriba del 60 por ciento de su capacidad productiva total, lo que refleja que se empieza a retomar el ritmo y el 65 por ciento planea generar empleos en los últimos meses del año.

Publicidad