México es la segunda nación con el menor paquete de estímulos fiscales en el continente, solo por delante de Bahamas, país que ha destinado el equivalente al 0.6 por ciento de su PIB en apoyos contracíclicos.

De acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) al pasado 5 de junio, los estímulos fiscales en el país representan 0.7 por ciento del PIB, muy por debajo de la cifra reportada por Estados Unidos y Canadá, con 12 y 9.8 por ciento, respectivamente.

Te puede interesar: México es el penúltimo lugar en apoyos fiscales dentro del G20 para enfrentar pandemia por COVID-19

En tanto, Perú y Argentina han otorgado paquetes equivalentes al 12 y 4.9 por ciento de cada economía, mientras que Honduras y Brasil han dado estímulos por el 10 por ciento en ambos casos.

Juan Carlos Morales, director de análisis económico de WMA (Wealth Management Advisors) México, indicó que es agravante que el país no haya dado apoyos, sobre todo a las Pymes, que son las que más están resintiendo los estragos de la crisis en el país.

“Simplemente en Chile el paquete de estímulos fiscales es cercano al 5 por ciento y aquí (en México) no llegó ni al 1 por ciento”, refirió.

El especialista añadió que el actual gobierno ha tenido roces con la iniciativa privada, lo que desincentiva a la inversión.

Valeria Moy, directora general de México, ¿cómo vamos?, expresó que, aunque el país no recurra a estímulos fiscales, la relación de deuda como porcentaje del PIB crecerá ante la fuerte caída de este año.

“El presidente va a terminar incrementando más ese cociente (deuda como porcentaje del PIB) más sin hacer nada que haciendo algo; si no hacemos nada en términos de apoyo fiscal para lo cual sería necesario endeudarse, el PIB va a caer muchísimo, y al caer muchísimo ese coeficiente va a incrementar”, indicó.

Publicidad