De nueva cuenta la Ley para la Regulación del Cannabis está en la mira del Congreso de la Unión, esto debido a que Ricardo Monreal Ávila, senador y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, dijo que dicha ley es prioridad para este periodo de sesiones.

De aprobarse la ley, la recaudación podría ascender a 18,705 millones de pesos (mdp), según estimaciones del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

Ante ello, Alfredo Álvarez, socio fundador de Canncura, comentó que no sólo es factible llegar a esa meta de recaudación, sino que incluso se puede superar.

Anuncios

Aunque, precisó, que si bien es un hecho que la industria cannábica tiene el empuje de los emprendedores y de los capitales, también es cierto que el mercado está “pulverizado”.

Te puede interesar: ¡Les toca tabla! Profeco acumula multas por 120 mdp a Walmart, Fresh Cash y Gayosso

Entonces, creer que sólo por el hecho de legalizar la planta y tener en las tiendas el producto ya será el boom, es no entender cómo funciona la industria y no haber puesto atención en lo que sucedió en América Latina.

“No es real creer que en el siguiente ejercicio fiscal llegarás a esa cifra (18,705 mdp) porque la presión recaudatoria la están poniendo sobre una industria naciente”, comentó en entrevista a El Economista.

El CEFP proyectó que 15,543 millones de pesos ingresarían bajo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS); 1,534 millones de pesos en Impuesto al Valor Agregado (IVA), y 1,628 millones de pesos en Impuesto sobre la Renta (ISR).

Asimismo, el centro consideró como supuesto de IEPS sobre la enajenación de cannabis de 160% del valor de un paquete individual de 28 gramos, así como una cuota de 0.5 pesos por gramo de cannabis (toma como referencia la tasa y cuota establecidos para los cigarros en el artículo II de la Ley del IEPS).

Álvarez dijo que se debe partir de un IEPS muy bajo para que el Estado mexicano aliente la creación, generación o inversión extranjera cannábica.

“Al ser un tema delicado en la parte de uso adulto la compra del producto. Si se pone un IEPS muy alto, encareces toda la cadena de producción desde la semilla hasta empaquetarlo y venderlo. ¿Por qué la gente iría a comprarlo a un dispensario, si pudiera conseguirlo en el mercado negro?”, se preguntó Alfredo Álvarez.

En este tenor, Tax Foundation, centro de investigación estadounidense, reveló en un informe que la carga fiscal debe tener en cuenta que los cultivadores y comerciantes minoristas de cannabis tienen que competir contra el mercado negro.

Al mismo tiempo, la organización estadounidense reconoce que los legisladores pueden verse tentados a intentar maximizar los ingresos de la planta.

En este sentido, reveló que en su momento dialogaron con el senador Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, sobre atraer a los consumidores a la legalidad para que entiendan las desventajas de comprar la planta en el mercada negro.

“Que el usuario conozca las diferentes formas en las que se puede presentar el producto y cuál es la dosificación adecuada para el fin que lo esté buscando y después se puede pensar en subir el impuesto”, puntualizó.

Falta voluntad por parte de los legisladores

Del mismo modo, Hugo Álvarez, también socio fundador de Canncura, consideró que a los legisladores les hace falta voluntad para aprobar la Ley del Uso Responsable de la Mariguana.

“Es un tema de voluntad porque la información ya la tiene, y desde hace mucho tiempo, quien debe de tomar las decisiones”, comentó.

Es preciso recordar que desde el año pasado, la propuesta avanzó en el Senado y en la Cámara de Diputados. Sin embargo, desde la primavera ha estado atorada la discusión en la Cámara Alta para aprobar el uso responsable de la cannabis.

Ante ello, la empresa mexicana no tiene la esperanza de que el Congreso de la Unión apruebe la ley en este periodo de sesiones y por lo tanto México no podrá explotar la demanda del mercado cannábico.

En este sentido, el país, tiene al menos dos factores que juegan en beneficio del mercado: la relación comercial con Estados Unidos y Canadá, así como un gran número de consumidores locales.

“Desde nuestra óptica nos parece más una trampa de mercadotecnia política (…) porque no hay tiempo político para que la Cámara de Diputados pueda aprobar la ley, es imposible aunque si Morena quiere, sucedería”, comentó Hugo Álvarez.

Publicidad