Miniso, Mumuso y Yoyoso, el boom de las tiendas asiáticas en México

Anuncios
Anuncios

Miniso abrió su primera tienda en México en 2016, y desde entonces la llegada de marcas de productos de manufactura china y con diseño japonés o coreano se ha convertido en una moda. Miniso, Mumuso y Yoyoso suman ya 153 tiendas en el país en solo tres años, y prevén duplicar el número de tiendas este 2019. 

A pocos años de haber llegado a México, tiendas asiáticas de variedades y fast fashion arrasan con la apertura de nuevas tiendas en el país.

El éxito de estas marcas, según sus directivos, recae en tres factores: diseño, calidad y buen precio. En estas tiendas de estilo de vida se encuentra lo mismo que en cualquier cadena de autoservicio, desde un esmalte de uñas hasta ropa interior. La diferencia es que se trata de marcas propias, con diseños exclusivos y funcionales, de origen coreano y japonés, pero de manufactura china, destacan directivos de las compañías.

“Lo asiático tiene que ver con el tema de minimalismo, estética simple y funcionalidad, productos que dan valor al estilo de vida de las personas. Para las nuevas generaciones, esto es algo que les habla a ellos, con el producto y coste adecuado”, dice César Medina, director de Marketing de Miniso.

Los productos asiáticos en México no son novedad, pues desde hace varias décadas en México se consumen productos chinos que se venden en mercados o negocios informales. Lo novedoso es que no se había explotado el segmento de marcas que elaboran sus propios productos con mayores estándares de calidad, buen diseño y a bajo precio, comenta Luis Motte, director de Marketing y Diseño de Yoyoso.

“No había marcas instauradas, se tenía una idea de que era barato y de mala calidad. Nadie había dado el siguiente paso en México. Nosotros y otras marcas instauramos el fast fashion en todo tipo de productos de manufactura china”.

Las tres marcas son de reciente creación: nacieron entre 2013 y 2014 en Japón y Corea, y a los pocos años llegaron a México, donde han sido todo un fenómeno.

“Es todo un descubrimiento. Siempre hemos volteado a la parte de marcas que vienen de Estados Unidos o de Europa, y creo que estamos descubriendo esta gama de productos que hay en el Oriente. Es algo a lo que somos muy afines y que conecta mucho con los mexicanos”, dice Ramón Soler, director general de Mumuso México.


Miniso nació en Tokio en 2013, bajo el concepto de crear una línea de productos funcionales de marca propia. Para ello, trabaja con diseñadores industriales que crearon diversos tipos de productos, como maquillaje, artículos de cuidado personal, accesorios de moda, artículos de cocina y electrónicos.

Fue la primera marca de este tipo en Asia, y en solo cinco años sumó más de 3,500 tiendas en 35 países. México fue el primer país de Latinoamérica en el que abrió una tienda, en 2016, y al cierre de 2018 ya sumaba 96. Sus planes son alcanzar las 200 tiendas en México al cierre de 2019.

“Es tan exitoso que tuvo sus réplicas, cada marca tendrá su nicho y su mercado, pero Miniso, con el brazo productivo que tiene, es su propia competencia”, afirma César Medina, director de Marketing de Miniso.

La primera tienda en México abrió en Galerías Coapa. Se distinguía de otras por tener un gran número de estantes con todo tipo de productos, algo nuevo para una tienda que no fuera una cadena de autoservicio.

“El hecho de ser de origen japonés, en diseño y concepto, se une a la corriente de imagen y estética y de absorción de la cultura japonesa, que está muy en auge”, comenta Medina. “Tenemos aproximadamente una hora u hora y media de tiempo de estancia en las tienda, que es muchísimo para el metraje que tiene la tienda (300 metros cuadrados)”, agrega.

Medina explica que no lespreocupa el comercio electrónico, pues su estrategia es impulsar la experiencia de compra en tiendas de gran calado. Recientemente abrió en Insurgentes su tienda insignia, con tres pisos, y ya incursionó con mini formatos en los principales aeropuertos del país. “La tienda 100 la vamos a alcanzar en un par de días, en San Luis Potosí, con lo que lograríamos un 80% de penetración en el mercado mexicano”, adelanta.

El siguiente paso será crear productos exclusivos para México. “El objetivo en el corto plazo es tener productos diseñados para mexicanos en el país y para todo el público mexicano que visita las tiendas Miniso en el mundo. Esto será un diferenciador grande en cuestión de la variedad de productos”, finaliza el directivo.

Yoyoso tiene 25 tiendas en México y busca llegar a 150 en el mediano plazo, e incluso incursionar en el comercio electrónico. El plan es abrir tiendas franquiciadas y buscar nuevas locaciones en ciudades medias. “Nos impresiona que hay gente de Chihuahua que viaja a Torreón porque ahí está la tienda más cercana, y gente de Mérida que viaja a Campeche a buscarnos”, comenta el ejecutivo. Además, en el primer trimestre del año lanzará su plataforma de venta electrónica.


Publicidad