El 63 por ciento de los egresados de universidades privadas y 42 por ciento de los que terminaron estudios universitarios en instituciones públicas trabajan antes de concluir sus estudios según la Encuesta Nacional de Egresados elaborada por Profesionistas.org y el Centro de Opinión Pública de la Universidad Del Valle de México.

La investigación identificó que la mitad de los egresados de universidades privadas son empleados por empresas frente al 45 por ciento de las universidades públicas.

Según el reporte, 14 por ciento de los egresados de universidades privadas trabajan en el sector público, 13 por ciento son profesionistas independientes, 7 por ciento son dueños de su propio negocio, 2 por ciento son amas de casa y uno por ciento estudia.

Mientras, 13 por ciento de los egresados de las instituciones privadas están desempleados, es decir, “por más que buscan trabajo no lo encuentran”.

En el caso de los egresados de universidades públicas, 20 por ciento son empleados públicos, 10 por ciento son profesionistas independientes, 5 por ciento son dueños de su propio negocio, 4 por ciento estudia y uno por ciento son amas de casa. El 16 por ciento de ellos están desempleados.

Quienes comenzaron a trabajar tan pronto terminaron estudios universitarios, poco más de la mitad consideran que les fue fácil o muy fácil conseguir empleo: 57 por ciento en el caso de los universitarios de escuelas privadas y 52 por ciento de las públicas, al resto le pareció difícil o muy difícil.

El principal obstáculo para hallar un empleo fue la demanda de “experiencia” de los empleadores, aún así, 24 por ciento de los egresados de universidades públicas y 18 por ciento de las privadas entraron a trabajar en los primeros tres meses posteriores a haber concluido su carrera.

Quienes tardaron entre 6 meses y un año en conseguir trabajo fue 11 por ciento de los recién egresados de universidades públicas y 8 por ciento de las privadas.

Más de la mitad se emplean en la carrera que estudiaron. Sin embargo, 46 por ciento de los egresados señalaron ganar entre 3 mil y 8 mil pesos mensuales, la brecha salarial no es tan notoria entre quienes se formaron en escuelas públicas o privadas, sino entre géneros.

Por ejemplo, quienes ganaban entre 8 mil y 15 mil pesos mensuales, 21 por ciento son varones y 14 por ciento son mujeres.

Finalmente, el estudio advierte que las relaciones sociales fueron la palanca de lanzamiento para 34 por ciento de egresados de universidades privadas y 28 por ciento de los que estudiaron su carrera en instituciones públicas.

El resto obtuvo una primera oportunidad laboral a través del servicio social o prácticas profesionales. Es muy bajo el porcentaje de la gente que halló un primer trabajo en ferias de empleo por lo que las consideraron “poco útiles y costosas”.

Publicidad