Las desigualdades entre mujeres y hombres en el mundo del trabajo, exacerbadas durante la pandemia de Covid-19, persistirán en el futuro próximo, así como la pérdida de trabajo e ingresos para las mujeres, afirmó un nuevo estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La investigación revela que habrá 13 millones de mujeres menos ocupadas en 2021 respecto de 2019, mientras la ocupación masculina volverá a los niveles de 2019.

“Incluso si el crecimiento ocupacional previsto para las mujeres en 2021 superará al de los hombres, no será suficiente para llevar de nuevo a las mujeres a los niveles ocupacionales prepandemia”, afirmó la OIT en un comunicado difundido en Ginebra.

“A nivel global, solo el 43,2% de las mujeres en edad laboral estará ocupada en 2021, respecto del 68,6 % de los hombres”, agregó.

Durante la pandemia, las mujeres sufrieron pérdidas ocupacionales y de ingresos desproporcionadas, debido a su excesiva representación en los sectores más afectados, como los servicios de alojamiento y restauración, y el sector manufacturero.

A nivel global, entre 2019 y 2020 la ocupación femenina disminuyó 4,2%, con una baja de 54 millones de puestos de trabajo, mientras la ocupación masculina disminuyó 3%, es decir 60 millones de puestos de trabajo.

La situación varía de región en región, y son las Américas las que registraron la mayor reducción de la ocupación femenina debido a la pandemia (-9,4 %).

La OIT exhorta a poner la igualdad de género en el centro de los esfuerzos de recuperación y a poner en marcha estrategias de género.

Entre ellas, también la inversión en la economía del cuidado, para que los sectores de sanidad, asistencia social e instrucción generen trabajo, sobre todo para las mujeres.

Publicidad