Las Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó sobre el ‘pink tax‘ o ‘impuesto rosa‘.

Se trata del sobreprecio a productos dirigidos a mujeres, como parte de estrategias mercadológicasque las consideran con mayor peso en las decisiones de compra para el hogar.

El impuesto rosa se ve mayormente reflejado en productos de higiene personal, que de comprarse neutros o similares a los de hombre resultarían más económicos.

De acuerdo con la Profeco, la presentación, empaque, diseño y publicidad de los productos femeninos puede influir en el sobreprecio.

En el caso de los servicios y productos financieros, el aumento de precio se debe a que las mujeres suelen vivir más tiempo, pero también son más propensas a padecer enfermedades.

Ejemplo de ello es que si se comparan tres seguros, la prima neta anual es de entre 3 mil y 7 mil pesos más cara para las mujeres.

La Condusef llamó por esto a evitar el impuesto rosa, comparando precios antes de adquirir productos o contratar servicios financieros, y sustituir productos por artículos neutros o de hombre.

Publicidad