La OCDE considera que los fondos europeos que recibirá España suponen “una oportunidad” que requerirá abordar desafíos estructurales, entre otros, en el mercado laboral, aquejado por el elevado desempleo y temporalidad que afecta sobre todo a mujeres, jóvenes y trabajadores poco cualificados.

“Para evitar daños duraderos algunos trabajadores van a tener que trasladarse a sectores y empresas con mejores perspectivas de crecimiento y ello va a requerir de la recualificación y formación continua”, ha asegurado el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ángel Gurría.

Te puede interesar: La Bolsa mexicana gana un 0.38 % con impulso del sector de materiales

Durante su intervención en la clausura del foro “Wake up! Spain” organizado por El Español, Gurría ha destacado el plan de reconstrucción remitido por el Gobierno a Bruselas como “el instrumento clave” para construir “una economía más competitiva, diversificada, reducir desigualdades y prepararse para un futuro más verde y digital”.

Por un lado, ha destacado la necesidad de apostar por la digitalización y por la formación a trabajadores poco cualificados, sobre todo de edad avanzada, que son los que “tienen más riesgo de desvincularse del mercado laboral de manera permanente”.

Ve también esencial el establecimiento de un buen sistema de gobernanza con participación de todos los niveles de la Administración Pública, al tiempo que ha destacado la importancia de lograr un “equilibrio adecuado entre la absorción rápida y la transparencia y rendición de cuentas”.

“La legislación para simplificar el marco regulatorio debería ayudar a mejorar la calidad de absorción de los fondos, diseñar procedimientos y criterios de transparencia para la priorización de proyectos e incorporar un análisis coste/beneficio sólido para sacarle todo el partido posible al plan”, ha añadido.

Publicidad