La escalada continua de los precios del gas amenaza con causar desajustes preocupantes en el mercado global de cultivos básicos.

El Sistema de Información sobre los Mercados Agrícolas (AMIS, por sus siglas en inglés) advirtió en su más reciente reporte para el mercado agropecuario que espera mayor volatilidad en los precios del trigo, el maíz y la soya. El arroz es el único cultivo para el que no anticipa desajustes.

El panorama planteado por el AMIS, de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se explica por el encarecimiento de los fertilizantes, cuyos precios se han elevado con los del gas natural.

Anuncios

“Los precios elevados de fertilizantes, impulsados en parte por alzas fuertes en los precios del gas natural, añadirán mayor incertidumbre en los mercados alimenticios rumbo a 2022/23″, apuntó el AMIS en su reporte.

Te puede interesar: Sorteo del Buen Fin: Este es el valor de los premios y requisitos para participar

En México, los precios del amoniaco anhidro y la urea se han duplicado en lo que va del año. La tonelada ahora ronda los 18 mil y 14 mil pesos respectivamente.

Los cultivos básicos y otros alimentos llevan años sufriendo presiones inflacionarias, las cuales terminan golpeando los bolsillos de familias y empresas que todavía se encuentran navegando los estragos económicos causados por el COVID-19.

Un aumento repentino en la demanda y el encarecimiento de insumos siguen presionando al mercado de alimentos. Por si fuera poco, el AMIS advirtió que podría haber “implicaciones preocupantes” para la seguridad alimentaria global si surgen más problemas de insumos o de naturaleza climática.

Por lo mismo, el AMIS hizo un llamado a “concretar acciones que garanticen el suministro de y acceso a alimentos, particularmente para los más vulnerables”.

Publicidad