La decisión de no considerar a la industria minera como sector esencial en el periodo de cuarentena entre abril y mayo de 2020, provocó que la Inversión Extranjera Directa (IED) aplicada en el sector extractivo de metales cayera más de 90 por ciento en el segundo trimestre de 2020.

Esta es la mayor caída que presenta el sector para un lapso similar en nueve años, además sólo se inyectaron 27 millones de dólares, la inversión más baja también desde 2011, muestran datos de la Secretaría de Economía.

Te puede interesar: Anticipan incremento en producción de maíz 

Además, la suspensión de operaciones en abril y mayo, generó una pérdida de 2 mil millones de dólares, es decir por cada día que las mineras no trabajaron en México perdieron 33.3 millones de dólares.

“La pandemia de coronavirus modificó sus planes, aunque espero que no mucho porque la industria se mueve en proyectos de largo plazo (…) La minería estuvo parada por dos meses y eso generó una pérdida en producción estimada de 2 mil millones de dólares”, comentó en conferencia Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

Firmas como Endeavour Silver, Fortuna Silver, Sierra Metals sufrieron afectaciones en su operación, debido a la suspensión de actividades, lo que provocó caídas en su producción, recortes en sus gastos operativos, además de que tuvieron que implementar medidas para evitar los contagios de COVID-19 entre sus empleados.

La inversión extranjera en el sector minero suma en los últimos cinco años más de 3 mil 204 millones de dólares, un valor similar a lo que inyectaron otros sectores que sí fueron considerados esenciales como la industria alimentaria.

Una minera que tuvo un impacto en sus operaciones es la firma canadiense Fortuna Silver, la cual reportó que en el segundo trimestre de 2020 tuvo una caída de 47 por ciento en la extracción de oro y plata, en comparación con el mismo trimestre del año pasado. 

Jorge Alberto Ganoza, presidente de la compañía, explicó en conferencia que esto fue por causa de la pandemia de coronavirus, pues el gobierno de México no consideró a la minería como industria esencial, por lo que tuvieron que suspender actividades por dos meses. 

“Durante el trimestre, la suspensión en México afectó nuestra mina San José por un total de 53 días”, comentó Ganoza.

Otra empresa minera que tuvo que reducir sus gastos fue Sierra Metals. Luis Marchese, director ejecutivo de la empresa canadiense, dijo en reunión con analistas que en México tuvieron una situación muy preocupante a pesar de que sus operaciones son lejanas a los principales centros de contagio.

“Lo que estamos haciendo es priorizar un gasto de capital no discrecional, particularmente en las áreas de salud, seguridad y medio ambiente. Y también estamos priorizando el gasto de capital operativo. En el último trimestre, siempre que solo pudiéramos hacer actividades mineras esenciales, tuvimos que detener parte de nuestros desarrollos”, comentó.

Empresas mineras como Endeavour Silver que, sí tuvo casos de personas infectadas de COVID-19, lo cual generó que también tuvieran que modificar su estrategia de operación en sus minas de México.

“Somos muy diligentes en controlar a todos a medida que ingresan al sitio y controlar a todos a diario. Entonces, detuvimos algunos casos en la puerta y devolvimos a las personas y las enviamos para una evaluación adicional en algunas de las clínicas. Así que estamos siendo muy cautelosos. Hasta ahora, hemos tenido algunos casos en nuestras operaciones, pero hemos tenido mucho, mucho éxito en asegurarnos de que no se propague muy rápidamente”, comentó Godfrey Walton, director de operaciones de la empresa.

Desaparición de subsecretaría agrandará el impacto

La decisión del gobierno federal de desaparecer la subsecretaría de minería afectará la relación de la iniciativa privada de la industria con el gobierno, lo cual puede generar desconfianza en las inversiones.

“La subsecretaría sirve como ejemplo a otros sectores para demostrar que la colaboración estrecha y la suma de voluntades puede fortalecer a una industria que cumple cabalmente su compromiso con México y los mexicanos al ser socialmente incluyente, ambientalmente sostenible y fiscalmente responsable”, dijo la Camimex en un correo.

Mientras que Alberto Vázquez, abogado especialista en el sector minero y fundador del despacho VHG, advirtió que existe el riesgo de enfrentar a funcionarios “antiminería”.

“Hay oposición, falta de apoyo y ahora falta de interlocución, además de designar a personas abiertamente antimineras, en puestos clave para el desarrollo de la industria”, enfatizó. 

Para el cierre de este año, se estima que la minería pierda alrededor de 2 mil 800 millones de dólares en el valor de sus exportaciones, derivado de la pandemia de coronavirus en México, afirmó Fernando Alanís, presidente de la Camimex.

Publicidad