El 2021 no pinta como un año para la mejoría en los salarios, por el contrario, se prevé que el impacto de la pandemia continuará presionando al mercado laboral y que los ajustes a los sueldos estarán por debajo de la inflación, con lo que se mermará su poder adquisitivo, advierten los analistas de la firma Page Group.

“Seguramente, cuando cambie el año el incremento irá muy cercano a la inflación o posiblemente menor. Esto tiene lógica cuando vemos la realidad que vivimos durante el 2020 y, por el contrario, vimos compañías muy grandes, y hasta el propio gobierno, en el tema de no pagar un porcentaje del sueldo durante un par de meses”, expuso en conferencia de prensa Javier Torre, director general de Page Executive.

Especialistas consultados por el Banco de México estiman que la inflación cerrará el 2020 en una tasa anual de 3.92%, y para el 2021 en un nivel de 3.52 por ciento. Esto contrasta con el ajuste a los sueldos. Javier Torre expuso que en promedio los aumentos salariales este año han sido cercanos a 2%, la misma cantidad que se proyecta para el próximo año.

Te puede interesar: 7 de cada 10 jóvenes mexicanos tienen dificultad para encontrar trabajo: estudio 

De acuerdo con el Estudio de Remuneración 2021 realizado por la consultora, en México hay una brecha bastante amplia en los incrementos salariales. Sólo algunos trabajadores tuvieron aumentos de sueldo superiores al 10%, en gran medida empujados por la escasez de talento y el interés de las empresas por retener a perfiles especializados.

“En la mayoría de las posiciones no hubo un incremento significativo y esto es por el momento económico complejo en la mayoría de las industrias. En cambio, si vemos algunas áreas muy específicas donde hubo un incremento por esta lucha de talento”, acotó el director general de Page Executive.

Los aumentos más elevados están concentrados en sectores muy específicos y que han tenido una mejor dinámica durante el 2020, pese a la pandemia. En servicios financieros los incrementos salariales fueron de 5%; en marketing, cadena de suministro y finanzas e impuestos, entre 10 y 15%; en los sectores de tecnología y soporte, un incremento promedio de 20 por ciento.

Todos estos sectores tuvieron mejores oportunidades de crecimiento este año y para aprovechar esa coyuntura las organizaciones invirtieron en mejorar la remuneración de su talento clave.

Fuerza laboral más competitiva, el reto

En ese sentido, Javier Torre descartó que la variación observada en los incrementos salariales haga más grande una brecha entre trabajadores mejor pagados y colaboradores con ingresos más bajos. Sin embargo, reconoció que esta tendencia ha estado presente en los últimos años y en el 2021 no será la excepción.

Por ello, agregó, es importante trabajar en mejorar las habilidades de la fuerza laboral con ingresos más bajos que les permitan ser más competitivos en el mercado laboral.

A pesar de que la referencia salarial es clave para las empresas, Rémy de Cazalet, director general de Page Group México y Centroamérica, afirmó que las organizaciones deben considerar otros aspectos en el rediseño de su compensación, como lo es el salario emocional.

A diferencia de años anteriores, y en el contexto de la pandemia de covid-19, el componente de la compensación no monetaria cobra mayor relevancia con elementos como las modalidades de trabajo flexible presencial o remoto o más días de vacaciones.

Las prioridades de cada persona pueden variar según la manera en la que se encuentran laborando, ya sea desde casa de tiempo completo, desde el centro de trabajo o bajo un esquema híbrido, y ese es un tema al que deben prestar más atención las empresas para entender lo que necesitan sus colaboradores en este momento, expuso el especialista.

Publicidad