La pandemia ha hecho retroceder años de avance en términos de igualdad salarial de género, lo que significa que las mujeres deberán esperar una generación más para ganar lo mismo que los hombres.

Eso es según un informe del Foro Económico Mundial (FEM), que concluyó que, al ritmo actual, se requerirían 135 años para que hombres y mujeres logren la paridad, y 268 años para que alcancen el mismo sueldo por un trabajo similar. 

Esto se hace eco de preocupaciones que planteó Silvana Tenreyro, encargada de políticas del Banco de Inglaterra, sobre el impacto del COVID-19 en las carreras de las mujeres.

Si bien el COVID-19 ha acelerado la automatización, los cierres han afectado más a sectores dominados por mujeres y han hecho que ellas realicen más tareas domésticas, mermando su productividad.

Te puede interesar: Biden anuncia plan de empleo billonario financiado con subida de impuestos

Una solución podría ser la “contratación basada en habilidades”, donde los reclutadores se centran en los posibles candidatos y no en su experiencia laboral directa y calificaciones formales. Medidas como esa son necesarias en sectores como la tecnología. Solo 14 por ciento de las personas que trabajan en la computación en la nube son mujeres.

Las mujeres también se están quedando más atrás que los hombres en términos de participación política en la fuerza laboral en varios países grandes. Las mujeres ocupan solo alrededor de una cuarta parte de los escaños parlamentarios y poco más de una quinta parte de los cargos ministeriales en todo el mundo. Sin embargo, las brechas de género en educación y salud casi han desaparecido.

El FEM pidió a los líderes empresariales y encargados de política que integren la paridad de género en sus planes para la recuperación económica tras la pandemia.

Publicidad