En la Ciudad de México, el precio de la pechuga de pollo alcanzó los 131 pesos, de acuerdo con datos proporcionados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en ‘Quién es Quién en los Precios‘.

Este viernes, el titular de Profeco, Ricardo Sheffield, señaló que los precios de esta parte del animal no han mostrado tendencia a la baja debido a que no entra la importación del alimento a México, procedente de Brasil.

“Estamos monitoreando de manera muy particular la naranja, el azúcar, el pollo y el aguacate, y hemos estado informando, la información está en la página de Profeco”, aseguró.

En días pasados, comentó durante la conferencia matutina con Andrés Manuel López Obrador que el aumento en el costo de la pechuga de pollo se debe a que la producción disminuyó en Guanajuato y Jalisco.

Pese al precio que presenta la pechuga de pollo, el titular de Profeco sostuvo que no hay presión inflacionaria y los precios están estables.

El presidente López Obrador manifestó por su parte que está al pendiente de los precios del producto animal.

Publicidad