Karla Omaña/Agencia Reforma

El aumento que ha registrado el precio del gas licuado de petróleo (LP) en el último año está llevando a algunos consumidores a replantear su uso.

Algunas personas, como Angélica Enríquez, habitante de la Ciudad de México, han pagado en los últimos días hasta 870 pesos por un cilindro de 30 kilos, mientras que el de 20 kilos, de uso más común, se vende en 538 pesos.

Pese al alto costo, Enríquez no ha encontrado una alternativa como otros.

“Estamos considerando, incluso, cotizar un panel solar, porque el gasto que hacemos en gas es muchísimo y por el número de personas que vivimos juntas valdría la pena comprarlo”, aseguró Ariadna Sánchez, habitante del Estado de México.

De acuerdo con datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor, el costo de este energético utilizado en 8 de cada 10 hogares mexicanos ha tenido un aumento de 11.63 por ciento entre el 1 de enero y hasta la primera quincena de este mes.

En el último año, el incremento fue de 29.33 por ciento, según el Índice publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los aumentos en el gas LP obedecen al impacto de los precios internacionales que han subido a lo largo de las últimas semanas, explicó Beatriz Marcelino, directora de Grupo Ciita, una firma especializada en el sector energético.

El precio de venta desde las terminales de Pemex, añadió la directiva, se incrementó en hasta un peso en promedio desde la semana pasada.

Según Ramsés Pech, analista de energía de la firma Caraiva y Asociados, los precios también se han incrementado por las importaciones que realiza México desde Texas.

“Yo me acuerdo que el año pasado el tanque de gas de 20 litros costaba como 400 pesos y ahora vienes pagando casi 30 pesos más por el tanque.

“En el caso del tanque estacionario, todavía es un precio más alto, ahora le pongo 500 pesos pero no rinde lo mismo, el mes pasado nos duró como 20 días”, relató Luis Altamirano, habitante del Estado de México.

A raíz de los aumentos, Luis también optó por comprar un calentador solar que le costó unos 7 mil 500 pesos.

“El gas rinde menos porque se elevó el precio, ahora es mucho más el gasto, el alza ha pegado más al bolsillo”, añadió Altamirano.

Los datos más recientes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) señalan que el precio por kilo de gas LP costó, en promedio, 21.80 pesos al 15 de enero de este año.

Aunque el regulador no ha publicado el dato de los precios a febrero, las cifras diarias muestran que en zonas como Cuautitlán Izcalli, Estado de México, el kilo de gas LP se está vendiendo hasta en 26.88 pesos y en 14.60 pesos por litro para el tanque estacionario.

Publicidad