Petróleos Mexicanos (Pemex) necesitará recortar su inversión petrolera ante el desplome de precios por la sobreoferta de crudo en los mercados internacionales, derivada de la crisis sanitaria de coronavirus covid-19, consideró BBVA.

“Consideramos que Pemex debería de aprovechar este recorte a la producción para reducir el gasto de inversión en exploración y producción en 2020”, comentó el banco en un reporte

La empresa productiva del Estado tiene un presupuesto de inversión para 2020 de 16,700 millones de dólares (mdd), de los cuales, 81% es para la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP).

Te puede interesar: Pemex aumenta meta de producción de combustibles en mal momento, dicen analistas

El grupo financiero consideró que disminuir su desembolso permitirá a la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza incrementar su liquidez y tener más margen para cumplir con su balance financiero aprobado por el Congreso y no aumentar su deuda financiera.

“Prevemos que los ingresos petroleros (cuando incluimos la estimación de ganancias derivadas de las coberturas petroleras de 2020) serán 20% menores al monto aprobado por el Congreso para este año”.

Por la crisis y caída de precios, la Secretaría de Hacienda Y Crédito Público espera un golpe de 415,000 millones de pesos menos por ingresos petroleros.

La OPEP y sus aliados, incluido México, acordaron el mayor recorte petrolero en la historia por 9.7 millones de barriles diarios a partir de mayo, pero este sera insuficiente para restaurar la demanda destruida de al menos 25 millones de barriles diarios desde los 100 millones que consumía el planeta antes de la pandemia de sars-cov-2.

Tras una complicada negociación con el cartel petrolero, México se comprometió a recortar 100,000 barriles diarios de su producción.

“Asumiendo que alrededor de dos terceras partes de la producción petrolera cuenta con la cobertura de 49 dólares por barril, un precio de 24 dólares por barril para el resto y un derecho por utilidad compartida (DUC) de 54%, las ganancias (ingresos netos de costos de extracción y DUC) petroleras serían de alrededor de 2,620 millones de dólares”.

Sin la restricción de la OPEP y países aliados, las ganancias comparables hubieran sido de 2,104 millones de dólares, según el banco. Esta estimación de menores ganancias por mayor producción petrolera favorece el argumento de recortar el gasto de inversión de 2020 en el desarrollo de los 22 nuevos campos en los que Pemex está concentrando sus esfuerzos para apuntalar la producción petrolera.

“También se debería de reducir la producción en todos aquellos campos que no sean rentables al precio actual de la mezcla mexicana de petróleo crudo de exportación”, agregó.

Con una mezcla de referencia a 35 dólares, 80% de los campos petroleros de Pemex pierden dinero, según un análisis de la firma Welligence.

Publicidad