Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó una pérdida de 44 mil 300 millones de pesos durante el segundo trimestre de 2020.

En el mismo periodo de 2019, la pérdida neta de la compañía fue mayor, equivalente a 53 mil millones de pesos. Es decir, en el periodo entre abril y junio de este año, la empresa dirigida por Octavio Oropeza logró reducir esta cifra en 16 por ciento.

“Este resultado se logra pese a que en el segundo trimestre que se reporta, incluye los meses de abril y mayo que fueron los meses más críticos derivados de la suspensión de actividades económicas en nuestro país”, dijo Alberto Velazquez, director corporativo de finanzas de la petrolera, en su conference call con inversionistas.

Te puede interesar: Se disparan 75.6% las exportaciones

En contraste, en el acumulado del primer semestre de este año, Pemex reportó una pérdida neta de 606 mil 587 millones de pesos, casi siete veces más respecto a los 88 mil 509 millones de pesos que perdió durante la primera mitad del año pasado.

En el mismo periodo, las ventas totales reportaron una caída de 36 por ciento con 465 mil 803 millones de pesos, contra 732 mil 900 millones de pesos conseguidos entre enero y junio de 2019.

“No son buenos (los resultados), pero no le fue tan mal como se esperaba, en este segundo trimestre reportó datos de los meses más complicados de la pandemia, fueron los meses en que los precios del petróleo tocaron piso a la baja y cuando la demanda sufrió una caída muy complicada”, dijo Arturo Carranza, especialista del sector.

Pegó virus

La emergencia sanitaria derivada de la pandemia del COVID-19 y el cese de algunas actividades económicas llevó a que los ingresos por ventas de la petrolera disminuyeran en 51.8 por ciento en el segundo trimestre de 2020, debido a una baja de 54.4 en las ventas nacionales y de 48 por ciento en los envíos de petrolíferos y crudo al extranjero.

De abril a junio, la compañía estatal sumó ingresos equivalentes a 181 mil 693 millones de pesos. En el mismo periodo de un año antes, las ventas sumaron 376 mil 648 millones de pesos.

Sin embargo, los resultados se vieron favorecidos por una menor variación en la paridad peso dólar y una baja en el costo de ventas de 45.7 por ciento. Esto último se derivó principalmente de una caída considerable en el precio de los productos de reventa.

“(El resultado del segundo trimestre) manda una señal confusa de mejora, pero mucho de eso (de menores pérdidas) no es consecuencia de las acciones del gobierno, sino de una ocasión fortuita que sumó tres factores: el tipo de cambio, insumos más baratos de importación, e insumos más baratos para la producción”, explicó Adrián Calcaneo, analista en la consultora IHS Markit.

Por su parte, Gonzalo Monroy, director de la consultora GMEC, reconoció que “todos esperábamos un resultado más duro y hay cosas que son altamente cuestionables… El COVID para Pemex fue un efecto mixto, les pegó en el precio de la exportación, pero por otro lado toda la importación, sobre todo de gasolinas, fue a un costo menor, así que en ese sentido quedan prácticamente ‘tablas’”.

Caída histórica en producción

Este martes, Pemex informó que en el sexto mes, la producción total de crudo, que incluye asociaciones con privados, fue de un millón 605 mil barriles diarios, 28 mil barriles menor a la reportada en mayo, y 66 mil barriles más baja que la del mismo mes de 2019.

Estas cifras son 1.7 y 3.9 por ciento menores, respectivamente, además de que es el cuarto mes consecutivo que reporta bajas.

La producción reportada en junio es la más baja registrada desde octubre de 1979, cuando Pemex logró un millón 510 mil barriles diarios.

El gobierno se comprometió con la OPEP a no rebasar 1.7 millones de barriles diarios hasta diciembre.

Fertilizantes deja más pérdidas que ventas

Pemex Fertilizantes, la filial que incluye los activos comprados a Altos Hornos de México en 2015, Fertinal y Agro Nitrogenados, le genera más pérdidas que ventas a la empresa productiva del Estado.

En los primeros seis meses acumula pérdidas equivalentes a 5 mil 136 millones de pesos. En contraste, sus ventas solo suman mil 246 millones de pesos.

La compra de las dos divisiones se realizaron durante la administración de Emilio Lozoya Austin, quien ahora está siendo juzgado por irregularidades en la adquisición de dichos activos.

Esta tarde la Fiscalía General de la República (FGR), Pemex y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) solicitaron la vinculación a proceso de Lozoya Austin por el caso Agro Nitrogenados.

Desde su creación, solo en 2016 los ingresos de Pemex Fertilizantes superaron sus pérdidas al tener entradas por 4 mil 776 millones de pesos, contra un resultado negativo de mil 659 millones de pesos.

Publicidad