Petróleos Mexicanos (Pemex) está suspendiendo contratos con proveedores y prestadores de servicios, provocando la pérdida de miles de empleos, informaron este miércoles personas con conocimiento directo de la situación.

En las últimas semanas, Pemex suspendió sus contratos con al menos ocho proveedores y prestadores de servicios petroleros locales e internacionales para reducir gastos, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre el asunto.

Te puede interesar: Pese a cuarentena, Pemex procesó 17% más crudo en refinerías

La mayor parte de las cancelaciones son para trabajos de mantenimiento de plataformas costa afuera en aguas poco profundas, como Ciudad del Carmen en el estado de Campeche, dijeron dos de las personas.

Una portavoz de la petrolera mexicana declinó hacer comentarios y señaló que la información no provenía de la compañía.

Frente a las consecuencias del COVID-19 y la volatilidad del precio del petróleo, Pemex se ha visto obligada a dar marcha atrás a sus planes ambiciosos de aumentar el gasto de capital y ampliar la perforación para revertir 15 años de disminución de la producción de petróleo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha convertido a Pemex en la pieza central de los esfuerzos de su administración para ser autosuficiente en la generación de energía.

No se espera que la petrolera nacional reinicie las labores suspendidas hasta al menos enero del próximo año, dijo una de las personas.

El desempleo está aumentando en la industria petrolera mundial después de que los precios del crudo cayeran a mínimos históricos en abril. En solo dos meses, la industria ha reducido casi la mitad del número de empleos perdidos durante el último colapso del crudo de 2014 a 2016.

Pemex está luchando con una carga de deuda de más de 100 mil millones de dólares y el primer trimestre registró pérdidas récord de 23 mil millones de dólares. Su actividad costa afuera se ha visto duramente afectada por la pandemia. El martes por la tarde, la empresa informó que 112 empleados y 3 contratistas habían muerto a causa del virus.

Pemex pronostica un déficit presupuestario de 30 mil millones de pesos (mil 400 millones de dólares) este año, informó en una presentación a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos el mes pasado.

La compañía solicitó la aprobación de la junta para reducir los gastos operativos en unos 5 mil millones de pesos y los gastos de capital de producción en 40 mil 500 millones de pesos este año, según el documento.

No es la primera vez que los proveedores de Pemex resultan afectados. Durante la caída de precios anterior, alrededor de 10 mil contratistas de servicios de la industria petrolera en México perdieron sus empleos, ya que Pemex se vio obligada a recortar miles de millones de dólares en gastos y congelar los contratos de exploración y producción.

Publicidad