El peso mexicano cerró este viernes con una apreciación semanal del 2.11 por ciento al cotizar en 21.37 unidades por dólar estadounidense en una semana de corrección.

El dato implica una apreciación semanal de 46 centavos mexicanos frente al tipo de cambio de 21.83 unidades del viernes anterior reportado por el Banco de México (Banxico).

El repunte es una “corrección” después de que la semana pasada la moneda mexicana tuvo su peor nivel desde septiembre de 2020, ante el temor a la nueva variante del coronavirus y la incertidumbre en torno a Banxico, expuso a Efe Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

Anuncios

“Esta es la primera apreciación semanal tras tres semanas consecutivas de depreciación, en las que acumuló una pérdida de 7.63 %”, señaló la analista.

A lo largo de la semana el tipo de cambio tocó un mínimo de 21.12 y un máximo de 21.99 pesos por dólar, según Banco Base.

Las jornadas estuvieron marcadas por el proceso de ratificación de Victoria Rodríguez Ceja, nominada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México.

La nominación de Rodríguez Ceja, anunciada apenas la semana pasada, ha sorprendido a los analistas por el retiro inesperado de la candidatura de Arturo Herrera, exsecretario de Hacienda del presidente Andrés Manuel López Obrador que estaba nominado desde junio.

Te puede interesar: Bitcoin sufre fuerte caída y se aferra a los 48,000 dólares

No se descartan episodios de volatilidad en el tipo de cambio asociados con la nueva estructura de la Junta de Gobierno a partir de enero, pues el mercado podría mostrar cautela a la espera del posicionamiento de Victoria Rodríguez en las decisiones de política monetaria”, advirtió Siller.

La analista enunció como otro factor de la apreciación del peso la disminución de la aversión al riesgo asociada con la nueva variante del coronavirus ómicron, que este viernes se detectó por primera vez en México.

También señaló los comentarios de funcionarios de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos en favor de eliminar de forma anticipada el programa de compra de bonos.

“Los comentarios fueron interpretados con optimismo, pues envían la señal de que la economía de Estados Unidos seguirá creciendo a pesar de la nueva variante del coronavirus, lo que impulsó a las divisas de economías emergentes”, apuntó.

El peso mexicano, que rondaba las 18,5 unidades por dólar antes de la pandemia, sufrió su peor momento en marzo del año pasado cuando superó las 25 unidades.

La crisis de la pandemia de covid-19 causó una contracción histórica del 8,2 % del producto interno bruto (PIB) de México en 2020, el peor desplome desde la Gran Depresión de 1932.

Pero el presidente insistió este miércoles, en el festejo de mitad de su mandato, que el tipo de cambio muestra “estabilidad” y que la economía crecerá 6 % este 2021.

Publicidad