En esta primera jornada de diciembre, el peso cerró con pocos cambios con respecto a la sesión del viernes, mostrando una apreciación mínima de 0.05 por ciento o un centavo y cotizar alrededor de 20.35 pesos por dólar.

De acuerdo con Banco Base, el peso mexicano pasó de ser la divisa con mayores ganancias entre los principales cruces, a la de menor apreciación, debido a que persiste la incertidumbre con respecto a la manera de hacer política de la nueva administración federal en México.

Es por ello que se observó un fuerte incremento en la demanda de dólares con fines de cobertura y compras de oportunidad por parte de corporativos.

Explicó que dicha depreciación no fue consecuencia de salidas de capitales o nerviosismo, pues en la jornada el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores registró una ganancia de 0.84 por ciento, mientras que la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años mostró un retroceso de siete puntos base a 9.09 por ciento.

En tanto, la disminución de la aversión al riesgo a nivel global por el reciente entendimiento comercial entre Estados Unidos y China se vio reflejada en una recuperación de la mayoría de las divisas y en ganancias para los mercados de capitales de todo el orbe, sin embargo no fue suficiente para que el peso mexicano mantuviera sus ganancias de la mañana.

 

Publicidad