La moneda nacional hiló su cuarta semana de ganancias, la racha más larga desde enero de este año, apoyado por un debilitamiento del dólar a nivel internacional, eventos geopolíticos, comentarios de miembros de la Fed que se pronunciaron por recortes en las tasas de interés y débiles datos en Estados Unidos.

En la semana el peso ganó 18.7 centavos, o 0.96 por ciento. Así, la moneda mexicana se colocó en la séptima posición entre las monedas de mercados emergentes con mejor desempeño en el periodo.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana se apreció 0.21 por ciento, o 4 centavos, durante este viernes, su octavo avance consecutivo, que ubicaron la cotización en 19.13 unidades. En ventanilla bancaria, se vende en 19.45 unidades.

Durante la jornada de este viernes, el peso tocó un mínimo 19.1091 unidades a las 12:21 horas y un máximo de 19.2165 pesos a las 00:48 horas.

Durante la sesión, el mercado se mantuvo estable, validando datos económicos en Asia, y en particular, el dato del Producto Interno Bruto (PIB) en China.

El PIB asiático presentó un crecimiento de 6 por ciento ligeramente inferior a lo esperado por el mercado.

Estas cifras se conocieron en un contexto en el que China se encuentra tratando de alcanzar mayores concesiones por parte de Estados Unidos después de la aparentemente reunión de negociaciones celebrada la semana pasada.

Publicidad