El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.65 por ciento o 12.2 centavos, al cotizar en 18.95 pesos por dólar al mayoreo, en línea con la mayoría de los principales cruces, debido a un deterioro en el apetito por riesgo en los mercados financieros globales, informó Banco Base.

Detalla que con la entrada en vigor de los aranceles de Estados Unidos a 200 mil millones de dólares de importaciones de China, mientras que el gobierno chino comenzó la aplicación de aranceles a 60 mil millones de dólares de importaciones estadounidenses, se cerró la puerta a nuevas negociaciones hasta que la administración de de Donald Trump detenga sus amenazas de mayores aranceles.

Recordó que el escalamiento de la guerra comercial representa una amenaza para el crecimiento económico global, principalmente para China y para las economías productoras de materias primas, como es el caso de varios países latinoamericanos.

La institución financiera recordó que las presiones en contra del peso se debieron también a la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) planea incrementar su tasa de interés en 25 puntos base este miércoles 26 de septiembre.

Aunque dicho incremento a la tasa de interés está en su mayoría descontado, indicó que es poco probable que los participantes del mercado eleven sus posiciones en favor del peso en las sesiones previas a la decisión de política monetaria, cuando las probabilidades están a la espera de un incremento.

Además, durante las primeras horas del día, el tipo de cambio cotizó de manera estable, debido al incremento en los precios del petróleo, pero durante la sesión, los participantes enfocaron su atención en la guerra comercial de Estados Unidos y en la política monetaria de la Fed.

Así, el dólar libre se cotizó hasta en 19.33 pesos, 17 centavos más respecto al cierre del pasado viernes, y se adquirió en un precio mínimo de 17.75 pesos en bancos de la Ciudad de México.

Publicidad