Peso retrocede por factores internos y externos

Anuncios
Anuncios

En la sesión de este martes el peso mexicano cerró con una depreciación de 0.74 por ciento o 15.1 centavos, para cotizar alrededor de 20.51 pesos por dólar.

Dicha depreciación se debió, en parte, a que persiste la incertidumbre con respecto a las políticas que implementará la nueva administración federal en México, y a que el mercado se mantiene a la espera de que se publique el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, para evaluar la factibilidad de los proyectos del nuevo gobierno.

De acuerdo con Banco Base, en la jornada de hoy se observó un deterioro del apetito por riesgo en los mercados financieros globales, pues surgieron dudas sobre el reciente entendimiento comercial entre Estados Unidos y China, debido a la falta de una confirmación por parte de las oficinas de gobierno de cada país.

Lo anterior ocasionó que se borraran las ganancias observadas en el mercado de capitales al inicio de la semana, particularmente en Estados Unidos.

A su vez, el precio del oro mostró un incremento de 0.62 por ciento, cotizando en mil 238.32 dólares por onza, ante una subida en la demanda por el metal como activo refugio, y en el mercado cambiario el yen japonés fue la divisa de mayores ganancias, al mostrar una apreciación de 0.77 por ciento.

Banco Base refirió que mañana los mercados financieros en Estados Unidos permanecerán cerrados por el luto tras la muerte del ex presidente George H.W. Bush, lo que creará un ambiente de baja liquidez para los mercados financieros globales.

Recordó que una disminución de la liquidez tiende a exagerar los movimientos del tipo de cambio cuando existen episodios de aversión al riesgo, lo cual no se puede descartar para el caso de México.

Ante este escenario, el dólar libre se vendió hasta en 20.86 pesos, lo que significó un avance de 14 centavos respecto al cierre de ayer, y se compró en un precio mínimo de 19.40 pesos en bancos de la Ciudad de México.

 

Publicidad