La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) informó que en el primer cuatrimestre del año el Producto Interno Bruto (PIB) del sector descendió 1.6 por ciento anual, a consecuencia principalmente de la “parálisis en el gasto público a infraestructura”.

En su reporte, la CMIC indicó que otros aspectos que afectaron al sector fueron la falta de claridad en la política económica y retraso en el inicio de las obras insignia que busca impulsar el actual gobierno.

El organismo empresarial señaló que este escenario negativo viene desde la administración pasada donde se registró una baja en la actividad de obras públicas y privadas.

“Es fundamental e indispensable que se generen las condiciones de impulso productivo para que la actividad económica del sector de la construcción no se detenga o se vea gravemente afectada por la inactividad económica que hasta ahora se ha registrado”, señaló.

La CMIC recordó que en un escenario optimista y considerando que el gasto en inversión pública se dinamice durante el segundo semestre de 2019, entonces el sector de la construcción a escala nacional podría crecer hasta uno por ciento.

Publicidad