El segundo año de gobierno fue el peor en materia económica al menos en las últimas nueve décadas, ante la profunda crisis que ocasionó la pandemia, lo que agravó la caída en la inversión y se reflejó en la caída del consumo y el empleo.

Para el presente año se estima una caída del Producto Interno Bruto (PIB), de 9.3 por ciento que sería el peor resultado desde 1931.

Te puede interesar: PIB de México en 2020: Mejora pronóstico de expertos a caída de 9.1%, desde 9.44%

Expertos señalaron que ha sido un periodo lleno de incertidumbre económica, donde no se ha respetado el Estado de derecho.

“Un desperdicio de capital político”, así consideró Ernesto O’Farrill, presidente del grupo Bursamétrica, el desempeño de los dos años en la presidencia de AMLO.

“Las constantes violaciones al Estado de derecho, y una serie de políticas públicas en contra de la inversión y el empleo, es lo que conjuntamente ha generado mucha incertidumbre”, dijo, y agregó que hubo un mal manejo de la pandemia y las medidas para contener los contagios fueron tardías.

Marco Oviedo, economista en jefe para América Latina en Barclays, catalogó la actual administración como de mucha incertidumbre en la parte de política económica.

Destacó que “el comportamiento de la económica mexicana es bastante malo, obviamente está el tema de la pandemia, incluso antes que azotara en México, ya venía cayendo la economía y con el tema del aeropuerto y el de la reforma energética, entonces posiblemente se exacerbó la debilidad que se traía”.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), criticó que en términos de crecimiento no se han alcanzado las expectativas del gobierno. Además, señaló que la industria ya venía con una tendencia decreciente y el COVID-19 acentúo su caída.

Empleo en declive

Sobre el empleo, De la Cruz consideró que no dar apoyos al sector productivo se tradujo en una precarización y esto en un aumento de la pobreza laboral.

Además, indicó que “el no tener un acuerdo con el sector privado para enfrentar la desaceleración que inició desde el 2019, y ahora con las consecuencias del coronavirus, son áreas de oportunidad que el gobierno podría subsanar para tener mejores resultados.

Al director de Citibanamex, Manuel Romo, le preocupa que no se hayan incluido estímulos fiscales por el COVID-19 para apoyar a las empresas como se ha hecho en otros países, “esos beneficios fiscales ayudan”, para amortiguar y contribuir a que las empresas sigan operando”.

Logros en finanzas

Para Adrián Otero, director general de Scotiabank México y vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), en los dos primeros años de la administración de AMLO destaca la disciplina fiscal.

“Destacamos la disciplina fiscal con la que se ha conducido el gobierno, logrando finanzas públicas sanas, y que sin duda será importante mantener para impulsar la recuperación económica del país”, Además, dijo, se tiene que promover la inversión, por lo que el trabajo conjunto entre gobierno y la iniciativa privada será clave.

Publicidad