Una buena práctica para que las empresas sobrevivan es que estén al corriente con los compromisos fiscales, ya que el no hacerlo pone en riesgo la operación de la compañía. 

En los últimos meses, mantener una startup, pequeña o mediana empresa (Pyme) ha sido todo un reto para muchos empresarios por la pandemia, ya que a esta crisis de salud se suma la falta de planeación, conocimiento en el manejo de dinero, liquidez o presupuestos, seguros y adeudos fiscales. 

El gerente estratégico comercial de Banregio, David Herrera, consideró que la planeación y los pasos en la toma de decisiones principalmente en el aspecto financiero, han demostrado ser los puntos que más fallan en las Pymes, por encima de las habilidades para reconocer y hacer negocios y vender productos; pero sin lugar a dudas, es en el tema de inversiones y reutilización de las ganancias donde más se flaquea. 

 “Muchas veces el cómo utilizo ese dinero una vez que lo obtengo, en dónde se invierte o en que se utiliza es en donde se suele fallar. Muchas veces no saben en qué se utiliza; se sabe que se está ganando mucho dinero, pero no en qué se está gastando exactamente”. 

Durante un seminario web organizado por banco Banregio, el directivo señaló que es importante realizar presupuestos para conocer la parte financiera de la pyme y su liquidez; de igual manera es necesario no relacionar gastos personales con los ingresos generados por la empresa, al igual que es importante buscar los productos de crédito que estén destinados tanto para una persona física como para una empresa que serán más económicos y con distintas facilidades. 

Te puede interesar: Según estudio, 6 de cada 10 pymes mexicanas incursionan en comercio electrónico

“La tarjeta de crédito o los productos de crédito que se tienen en lo personal suelen ser mucho más caros que los productos financieros para una empresa, porque están diseñados para diferentes acciones entre una línea de negocios distinta. Hay muchas financieras y bancos que prestan una infinidad de productos con los que se pueden usar cosas que se ajustan a las necesidades”. 

Agregó que otra de las buenas prácticas para sobrevivir es estar al corriente con los compromisos fiscales “hoy más que nunca”, ya que no hacerlo puede ser mucho más riesgoso para la operación de la compañía; además, muchos los cargos son deducibles de impuestos, por lo que es necesario conocer el régimen en el que se está y revisar el portal del SAT. 

Finalmente, Herrera mencionó que es un buen momento para reducir deudas, teniendo en cuenta el monto de los créditos, tasas de interés y amortización de cada uno, con el fin de reducir la carga de alguno o incluso homologarlos. 

En este sentido, el directivo de Banregio señaló que en caso de tener algún atraso en el pago de su crédito, se puede acercar a los bancos ya que existen diferentes opciones para hacer frente a la situación y no afectar el historial crediticio. 

“Los bancos están sensibles y conocen lo que están pasando los clientes y se está llegando a buenos acuerdos en un buscar ganar- ganar”. 

Publicidad