Aunque una tarjeta de crédito puede ser una aliada, cuando no se cuenta con dinero en efectivo para adquirir algún bien o en un caso para una emergencia, si no se usa de manera responsable puede comprometer los ingresos futuros.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó elaborar un presupuesto para determinar qué se puede pagar con efectivo y qué con “el plástico”, así como el máximo que se puede gastar con ambos medios de pago.

En ese sentido, sugirió a las personas sacar provecho de la tarjeta de crédito para cubrir urgencias, además:

*Si se compra a meses sin intereses, se adquieran bienes duraderos

*Revisar y recordar fechas de corte y pago, cubrirlos puntualmente

Y es que cada vez que esto último se deja de hacer, aumenta la deuda y repercute en un registro negativo del historial crediticio.

Además, planteó abonar más del mínimo que se señala en el pago mensual; también: 

*Cancelar las tarjetas de crédito que no sean utilizadas para no pagar anualidades innecesarias

*Revisar los estados de cuenta y conservar comprobantes.

*En caso de robo o pérdida reportarla de inmediato y siempre tener a la mano el número telefónico del banco.

De acuerdo con la Condusef, la recomendación para comenzar un buen Año Nuevo con finanzas sanas, es pagar el total de la tarjeta, o destinar más del pago mínimo requerido, ya que de esta manera se pagan intereses y se abona una parte a capital con lo que se reducirá la deuda.

Disposiciones para 2020

El pasado 21 de diciembre, la senadora Antares Vázquez Alatorre señaló que es falso que con las nuevas disposiciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a partir de 2020 sea obligatorio vincular el RFC con las tarjetas de crédito, como aseguró el senador Samuel García.

La legisladora explicó que la única modificación que se hizo es que, a partir del año próximo, los usuarios de tarjeta de crédito podrán solicitar, si así lo desean, una factura que se entregará de inmediato por correo electrónico, pues la tarjeta se vinculará con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Publicidad