De acuerdo con la más reciente Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo difundida por el Inegi se observa que  si bien hubo un incremento de 5.7 millones de personas que regresaron al mercado laboral durante junio, la población desocupada también se incrementó llegando a un 5.5 por ciento, es decir 2.8 millones de personas. 

La encuesta del Inegi, que está enfocada en monitorear la situación de la ocupación y empleo durante la contingencia sanitaria por COVID-19 revela que por primera vez, en junio, hubo una ligera recuperación de la ocupación y el empleo en junio respecto al mes previo.

Te puede interesar: Empresas exportadoras perderán hasta 17 beneficios por nuevas reglas gubernamentales

El repunte se vio impulsado por la reapertura gradual de negocios y empresas de actividades económicas no esenciales.

Los cambios más importantes entre mayo y junio de 2020 tuvieron lugar entre la población ocupada, en la que se observó una disminución en el sector de ausentes temporales con vínculo laboral y en la población subcontratada.

Esto contrasta con el crecimiento de la informalidad laboral, del trabajo a tiempo completo y de los ocupados con ingresos por trabajo de entre uno y dos salarios mínimos.

Destaca el incremento a 5.5 por ciento de la población desocupada que en junio de 2020 alcanzó la cifra de 2.8 millones de personas, es decir, 901 mil más que en mayo.

Publicidad