Las modificaciones aprobadas por la Comisión Reguladora de Energía son “reprobables” en plena crisis sanitaria y económica, y se estima que por los costos de transmisión o transporte eléctrico se pueden representar incrementos de entre cinco y 10 veces de lo que actualmente pagan los consumidores, reprochó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE). 

Las modificaciones aprobadas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) son “reprobables” en plena crisis sanitaria y económica, y se estima que por los costos de transmisión o transporte eléctrico se pueden representar incrementos de entre cinco y 10 veces de lo que actualmente pagan los consumidores, que van desde la industria, comercio o los hogares, reprochó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE). 

Te puede interesar: CRE aumentará tarifas a productores de energía renovable

Roger González, presidente de la Comisión de Energía del CCE, sostuvo que este tipo de cambios representan un “duro golpe” a la planta productiva nacional al enfrentar de por sí, una desventaja en los costos de electricidad entre 20 y 25% respecto a sus competidores de Estados Unidos; y aún peor, dijo, con la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) “no solo la estamos inhibiendo la inversión sino poniendo en riesgo a la existente, y estamos acotando la posibilidad de traer más inversión y manufactura al país”. 

Aseveró que “se materializó otro golpe” contra el sector e impactará directamente a la industria automotriz, educación, hospitales y hasta unos 24 municipios, además de acentuar la mala situación que viven varias empresas derivado de las afectaciones por el Covid-19.

A su vez, el presidente del CCE, Carlos Salazar, sostuvo que, ante las medidas unilaterales ilegales de las autoridades, vendrá una “ola de amparos” por las afectaciones e imposición de acciones que terminan judicializándose.

Hace dos días se habían otorgado 18 amparos contra la medida de hace dos semanas (del Centro Nacional de Control de Energía); la medida del jueves pasado ni siquiera la conocemos y no sabemos lo que está pasando y se han estado otorgando los amparos”, expresó en videoconferencia de prensa el pasado viernes.

El sector empresarial llamó al gobierno federal a detener los cambios en el sector energéticos, que no ayudan a la estabilidad del país ni a los consumidores que son los más afectados.

La medida que se aprobó la semana pasada, para aumentar los precios de transmisión impactará a 100 de plantas de generación eléctrica de todos tamaños, lo que derivará en el incremento generalizado de los precios de la energía afectando no sólo a la Industria, el comercio sino hasta el consumidor final, advirtió el Consejo Coordinador Empresarial.

Frente ante el cambio en las leyes, con opacidad, violaciones y abusos en materia energética “nos llevará a que una enorme cantidad de personas, de empresas y contadores de servicios que se sienten afectados por esta medida, pedirán al poder judicial su solución”.

El dirigente empresarial reviró que, si alguna empresa cometió una irregularidad, entonces que se persiga la empresa, “pero que no se modifique la estructura legal porque ahí todas las herramientas legales necesarias para que cualquier mexicano, empresa, individuo o ente económico que no respete la ley deberá responder por sus actos pero eso no implica que cambies la estructura legal”.

Estos cambios en el sector eléctrico harán pensar a los inversionistas si realmente quieren tener sus inversiones en México, aunque no señaló si ya se sabe de empresas que busquen dejar el país.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, advirtió de un “electrolinazo”, a pesar de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no habría impacto en el consumidor final.

“Será más costoso, así de sencillo, lo que no entendemos es cómo siendo que en el país se producen electricidad más barata y el que la produce más barata es el privado, no es la Comisión Federal de Electricidad”, advirtió.

Publicidad