El precio de las gasolinas en México alcanzaron este marzo su máximo histórico, cuando los costos más altos se registraron en 2017.

La gasolina Magna, que en abril de 2020 se llegó a vender en 15.10 pesos por litro, subió a 20.31 pesos el pasado 12 de marzo.

La gasolina Premium, por su parte, inició el año en 18.75 pesos por litro, pero ahora se vende en 21.69 pesos.

Ante el alza de costos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aumentó los estímulos fiscales para ayudar a que los precios de los combustibles no aumenten más allá de la inflación.

Te puede interesar: Facturación de la producción agroalimentaria en México ha crecido más del 100% en 26 años

Gonzalo Monroy, experto en energéticos, señaló que el aumento de los precios de las gasolinas se relaciona al precio del dólar, que se ha ubicado por encima de los 20 pesos, y al costo de los combustibles en Texas.

Ante el aumento de los combustibles, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a que ni las gasolinas ni el gas aumenten durante su administración en términos reales.

Es muy sencillo, la gasolina hoy tiene que costar lo mismo que en noviembre de 2018 en términos reales, no puede costar más, porque es mi compromiso. Lo mismo el diésel”, dijo en su conferencia matutina.

Publicidad