El bitcóin todavía es relativamente nuevo para los inversores tradicionales, pero la nueva generación de participantes del criptomercado lo considera ya como un activo del pasado.

“Vemos el bitcóin en [la dimensión] de criptoaños. Nos gusta burlarnos de los seguidores del bitcóin. Están siempre tan serios”, comentó a CNBC Glauber Contessoto, inversor millonario en dogecóin, de 33 años de edad.

La principal criptodivisa del mundo ha recibido el apodo de ‘boomer coin’ —moneda de la generación de posguerra— en redes sociales como Twitter y Reddit por parte de los inversores miléniales y aquellos pertenecientes a la llamada generación Z.

Te puede interesar: El Gabinete israelí aprueba un alto el fuego con la Franja de Gaza tras 11 días de hostilidades que dejaron cientos de víctimas mortales

El nuevo inversor

Muchos integrantes de estas últimas generaciones prefieren comprar altcoines, las criptovisas alternativas al bitcóin.

“No entiendo por qué la gente sigue manteniendo el ‘boomer coin'”, escribió un tuitero el lunes.

El bitcóin, la mayor criptodivisa por valor de marcado, empezó a circular hace 12 años y colocó los cimientos para la aparición de miles de altcoines. Aunque algunos expertos advierten sobre el alto riesgo de invertir en estos activos, varios altcoines han adquirido popularidad recientemente, mostrando que no son pocos los inversores jóvenes dispuestos a arriesgarse para obtener beneficios.

“Combinen ustedes su expectación por encontrar la próxima gran sensación con su tolerancia al riesgo y un acceso sin precedentes a las aplicaciones comerciales, y tendrán una generación libre de las sabidurías convencionales de los inversores tradicionales”, explica John Wu, presidente de Ava Labs, equipo que respalda el desarrollo del ‘blockchain’ Avalanche.
El atractivo del dogecóin

Una de las monedas en el punto de mira de esos nuevos inversores es el dogecóin, creado en 2013 como una broma basada en un popular meme que tiene como protagonista a un perro de raza shiba inu. A diferencia del bitcóin, que actualmente se cotiza a casi 40.000 dólares por unidad, un dogecóin vale 40 centavos. Sin embargo, se encuentra en el ‘top 10’ de criptomonedas por valor de mercado, situado en 52.282 millones de dólares.

“El dogecóin es la moneda de los miléniales. Creo que los memes son el lenguaje de los miléniales y de la generación Z”, indica Contessoto. “Nos ha atraído el ‘doge’ porque es agradablemente conocido. Venimos del mundo de los memes y las criptodivisas son el futuro, así que es razonable que combinemos estas dos cosas”, detalló.

Meltem Demirors, director de estrategias en CoinShare, indica que “a medida que siga creciendo la influencia del Twitter financiero, lo mismo hará la de los memes y su manera de impulsar los mercados”.

Publicidad