La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó la metodología para establecer la regulación de precios máximos de gas LP, en cumplimiento con la directriz de emergencia que emitió la Secretaría de Energía ayer.

De acuerdo con el regulador, el objetivo es que la adquisición de gas LP se realice a precios accesibles, además de que comercializadores, distribuidores y expendedores puedan recuperar sus costos.

Para mitigar los incrementos de precios al usuario final, la CRE utilizará las 145 regiones de precios que se ajustan a los municipios vigentes, establecidas por la Secretaría de Economía (SE).

La CRE publicará los precios máximos al usuario final por medios electrónicos cada sábado para cada una de las regiones y para cada uno de los municipios que componen las regiones.

Te puede interesar: Dos Bocas puede degradar aún más calificación de Pemex, advierten analistas

Para determinar los precios máximos se estipularon criterios generales, entre los que destacan:

  1. Cada región contará con un precio máximo aplicable a las ventas de gas LP al usuario final.
  2. La diferenciación del precio máximo será en función de los costos de venta asociados a cada región.
  3. Los precios máximos estarán determinados mediante una fórmula que incluye precio máximo aplicable a la región, precio promedio de comercialización por punto de venta aplicable a la región, costo estimado del flete desde el centro embarcador hasta la planta de distribución aplicable a la región, margen de comercialización y factor de ajuste.
  4. Se fijarán precios máximos en función de los servicios asociados a la actividad de distribución de gas LP mediante planta; así como la modalidad de venta, al usuario final.
  5. El precio de comercialización por punto de venta, utilizado en la fórmula corresponderá con el precio de venta reportado para cada una de las regiones.
  6. Los permisionarios deberán observar los precios máximos determinados en en el acuerdo, sin perjuicio del derecho que tienen de negociar precios menores con otros adquirentes y usuarios finales.

De acuerdo con Energy Information Administration (EIA), México es el sexto país con mayor consumo de gas LP a nivel mundial, solo por debajo de países como China, Estados Unidos, India, Rusia y Japón.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estima que el 79 por ciento de las viviendas en México utilizan gas LP como principal combustible para la cocción de alimentos.

Asimismo, el órgano de estadísticas reveló que hay alrededor de 27 millones 760 mil viviendas que utilizan gas LP a nivel nacional.

El precio de este producto esencial para los hogares mexicanos registró un incremento de 30.6 por ciento a tasa anual en junio, lo que representó 13 meses consecutivos de aumentos.

Publicidad