Debido al impacto por la pandemia de coronavirus en el país, las afectaciones en las instituciones bancarias ‘pequeñas’ se verían reflejadas hacia el cierre de este año y principios de 2021.

Ángel García, director de instituciones financieras de HR Ratings, indicó que las afectaciones en ese sector se verán reflejadas en aumentos de la morosidad y la disminución de la capitalización en esas instituciones.

“La morosidad la estaríamos viendo de una manera retrasada, más fuerte con las cifras del 3T y 4T y del 1T del siguiente año”, dijo.

Te puede interesar: COVID-19 ‘borra’ 1 millón 113 mil empleos formales en México

El directivo enfatizó que en el segundo trimestre se reflejaría la morosidad de los clientes que no se encontraban vigentes para acceder a los programas de apoyo anunciados.

Actualmente 5 bancos cuentan con una morosidad superior al 14 por ciento, destacando Banco Azteca y BanCoppel, pero el experto descartó problemas en ambas instituciones por el segmento de negocios al que están enfocados.

En cuanto al índice de capitalización, a abril pasado, Banco Sabadell y Autofin se encontraron en el nivel cercano al 10.5 por ciento, nivel mínimo requerido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), por lo que señaló que cada institución presenta un panorama diferente.

García indicó que en el caso de Sabadell se debe a la estrategia de su holding en España, quienes prefieren retener los recursos en la matriz, y si es necesario que se requiera inyección de capital en alguna región, ellos podrán actuar de manera eficaz.

“Banco Autofin sí ha venido presentando una disminución en su índice de capitalización, se ha venido observando un deterioro en la calidad de activos durante los últimos años; pero aún no ha incurrido en un nivel que tenga que estar intervenido o que la CNBV tenga que tomar las operaciones”, subrayó.

Publicidad