El turismo de reuniones y convenciones sufre una crisis pronunciada debido a que aún no ha podido reactivarse del todo, a diferencia de los viajes de placer, lo que ocasionará que al cierre del año registre una pérdida en ingresos calculada en 10 mil 267 millones de dólares y la eliminación de 400 mil empleos, anticipó el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR).

La realización de eventos, reuniones, ferias, exposiciones y viajes empresariales de incentivo en conjunto ocupan uno de cada 5 de los cuartos-noche en todo el país, sin embargo, es una actividad limitada, por las restricciones sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

Te puede interesar: Destinos turísticos México se unen para armonizar protocolos contra covid-19 

La industria espera la llegada de una vacuna contra el coronavirus para aumentar la confianza entre los asistentes a las reuniones de gran escala nacionales e internacionales, por lo que por ahora se conforman con eventos pequeños locales.

“Mientras no tengamos una vacunación masiva, vamos a tener que seguir con medidas de distanciamiento social, cuarentenas, restricciones de viaje. La táctica que puede seguir la industria de reuniones busca las reuniones de carácter local, buscar a clientes en su propia región”, dijo Jaime Salazar, presidente del COMIR.

En ese escenario, algunos destinos en el país apuestan por insistir en reactivar este negocio, por el mayor nivel de derrama y estancia más larga, frente al turismo de placer.

Los Cabos, Baja California Sur, Guanajuato, con León y Yucatán, con Mérida, están impulsando una reactivación de la industria, con eventos presenciales y virtuales que amplíen la experiencia de los asistentes.

“Queremos regresar tan rápido debido a la devastación que hemos tenido”, agregó Salazar.

Yucatán, con certificación

Con un par de recintos con capacidad para recibir a convenciones internacionales, Yucatán comenzó a reactivar el segmento de reuniones.

El destino está certificado y autorizado para realizar reuniones con todos los protocolos de bioseguridad: distanciamiento social, limpieza, registro de temperatura de participantes, entre otras medidas.

El Financiero pudo constatar las medidas sanitarias para reducir el riesgo de contagios implementados en el Centro Internacional de Congresos (CIC) para la realización de eventos.

Al respecto, la secretaria de Fomento Turístico del estado, Michelle Fridman, destacó el papel de la industria de reuniones para el destino, que hizo una inversión importante para albergar el Tianguis Turístico de este año en el Centro de Convenciones Siglo XXI, el cual se pospuso por la crisis sanitaria.

“El turismo de reuniones tiene otros efectos colaterales a la derrama económica: un turista de reuniones gasta más del 90 por ciento por encima del turista normal, también fomenta la inversión, formación, conocimiento. Es un segmento de beneficios transversales”, reconoció la titular de la Sefotur local.

León, reprograma y avanza

El destino guanajuatense es otro que ya fue aprobado por las autoridades de salud para realizar eventos limitados al semáforo sanitario y al aire libre.

Aunque la industria de reuniones dejó de facturar 300 millones de pesos en este año en la entidad debido a una treintena de eventos pospuestos, la directora de la Oficina de Convenciones y Visitantes (OCV) de León, Ana María Valenzuela dijo que la mayoría de las reuniones lograron reprogramarse.

“Vemos un último trimestre más favorecedor, además de un 2021 mucho más alentador con todos los eventos que se trasladaron para el próximo año, con todo está consciencia que se tomó de cuidarnos, de la sana distancia”, detalló el presidente de Comir, Jaime Salazar.

La directora de la OCV León indicó que seis eventos fueron cancelados debido a la pandemia, pero aseguró que durante el confinamiento se lograron confirmar congresos internacionales, como el de Periodontología y el de Médicos Internistas.

Los Cabos, el pionero postcovid

El destino ubicado en Baja California Sur fue el primero en realizar un evento de gran escala tras la crisis sanitaria. El World Meetings Forum reunió a unas 250 personas que debieron someterse a la realización de pruebas rápidas a domicilio y, según datos de los organizadores, permitieron la detección de dos casos positivos a Covid-19 que no asistieron al evento realizado en el destino.

En una entrevista reciente, el director general del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos (Fiturca), Rodrigo Esponda, refirió que la confianza y el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad deben mantenerse para lograr que los viajeros tengan la seguridad de estar en recintos de bajo riesgo de contagio.

Esponda recalcó que contar con un expediente médico de los asistentes a las reuniones será uno de los elementos a considerar por los organizadores para realizar un mayor número de eventos.

“Tener un expediente médico va a ser algo que en la industria de reuniones se va a quedar, qué mejor que tener un archivo médico en donde estarán los datos de todos los participantes”, puntualizó.

Publicidad