La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) aseguró que los programas de vivienda están garantizados en el presupuesto de 2019, para priorizar la atención de la población de menores ingresos, sin acceso a financiamiento o en condición vulnerable, en ámbitos urbanos y rurales.

En un comunicado destacó que la Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 refleja una reorientación de la política de vivienda del país, y la visión de promover la participación de todos los sectores involucrados en la atención de la población de menores ingresos.

La dependencia federal subrayó que la política de vivienda impulsada en las últimas décadas no ha mostrado resultados sustanciales en el abatimiento del rezago habitacional.

Por el contrario, se ha focalizado en aplicar recursos para la adquisición de vivienda por población asalariada y atendida por los organismos de seguridad social del Estado Mexicano.

Como resultado, se ha excluido a la población de menores ingresos que no cuentan con mecanismos efectivos de protección social.

Expuso que en este contexto, y en congruencia con las directrices del Gobierno de México, la Sedatu presentó el Programa de Vivienda Social, que será ejecutado por la Comisión Nacional de Vivienda en coordinación con la secretaría.

Para la asignación del presupuesto federal para la vivienda en 2019, se consideraron las siguientes variables: población con ingresos menores a cinco UMAS, mayor rezago habitacional, zonas afectadas por fenómenos físico-naturales y población vulnerable.

Publicidad