Charlene Domínguez/Agencia Reforma

Los fraudes con préstamos “milagro” han proliferado en la pandemia, un delito con el que delincuentes roban principalmente a gente de bajos recursos y de la tercera edad. 

Se les denomina “milagro” porque los defraudadores, tanto personas como empresas, prometen créditos rápidos, intereses bajos y sin revisión en el Buró de Crédito. 

A cambio, el afectado paga por presuntos trámites y el dinero del crédito nunca llega.

El modus operandi es el siguiente: los defraudadores suelen hacerse pasar por entidades financieras y, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en 2020 ese delito de suplantación de identidad de las instituciones llegó a 106, 17 por ciento más que el año previo.

Arriba del 90 por ciento de las organizaciones suplantadas son Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

Entre las víctimas hay quienes se acercaron a las supuestas financieras por un crédito para un negocio, pero otros fueron contactados por éstas para “ayudarles” a liquidar sus deudas. 

Con engaños, la denominada Financiera Grupo MQ robó 64 mil 200 pesos a una persona en Michoacán, bajo la promesa de un crédito para su negocio.

“Primero me pidieron el 10 por ciento de la cantidad y luego me estuvieron pidiendo dinero por gastos de administración.

“Cuando se cumplió un mes, me dijeron que ya había pasado mucho tiempo y que el sistema me había dado de baja, que tenía que pagar una reactivación por 4 mil 800 pesos para que ellos se comprometieran a darme el préstamo”, contó la víctima, quien ya denunció ante la autoridad.

En Cancún, Interbank Consultores defraudó con miles de pesos a varias personas con el timo de ayudarles a pagar sus deudas. 

“A Interbank yo lo confundí con Intercam. Ellos me hablaron para ofrecerme un crédito para pagar mis tarjetas y me defraudaron”, relató una víctima.

Los defraudadores no sólo imitan el nombre y la identidad de las financieras reales, sino que exhiben logotipos de la propia Condusef para hacer creer que están supervisadas. Tanto Financiera Grupo MQ como Interbank Consultores ya han sido denunciadas ante la Comisión.

Otra afectada relató que recibió una tabla donde las mensualidades prometidas eran pequeñas.

“Dices: ‘voy a saldar todas mis deudas y voy a pagar poco y me va quedar cuando menos un poquito’. Pero no, no es así.

“Así están muchas personas ahorita, muchas, así se lo hicieron a varios y, desgraciadamente, son puras personas de la tercera edad”, contó.

Óscar Rosado, presidente nacional de la Condusef, dijo que en muchas regiones del País el gancho de los defraudadores es ofrecer préstamos o créditos mediante redes sociales o volantes, y logran robar entre 2 mil y 3 mil pesos, mínimo.

La Condusef alertó a la población que cuando una persona o empresa pide dinero a cambio de dar préstamos o créditos se trata de un fraude.

Se recomienda utilizar el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) como un mecanismo de validación de las financieras que sí están autorizadas, antes de aceptar cualquier préstamo.

En enero de 2021, cinco financieras ya denunciaron la suplantación de su identidad.

Publicidad