La iniciativa para reformar el actual sistema de pensiones fortalece el sistema de ahorro para el retiro, además de que mejora la pensión que recibirán los trabajadores, indicó Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

“Esta reforma fortalece el sistema de ahorro para el retiro y disipa propuestas que habían enviado legisladores para que el banco del bienestar se hiciera cargo del as Afores y ese otro planteamiento de que el IMSS y el ISSSTE se encarguen de las pensiones. Creo que el presidente está mandando un mensaje claro de fortalecer el sistema de horro para el retiro”, detalló en entrevista para La Silla Roja.

“Es una iniciativa que parte de un acuerdo entre el sector privado, el Congreso y el Gobierno de la República y busca que más trabajadores mexicanos tengan mejores pensiones. Lo que se está planteando es que la pensión de los trabajadores pudiera incrementarse de una perspectiva del 30 por ciento del último sueldo hasta un 70 por ciento”, agregó en la conversación con Leonardo Kourchenko, Enrique Quintana y Víctor Piz.

Anuncios

Te puede interesar: Reforma antilavado, castigaría penalmente a personas morales por financiamiento al terrorismo 

Detalló que los que se verán más beneficiados son los trabajadores que ganan entre uno y tres salarios mínimos, quienes tendrían una tasa de remplazo del 90 por ciento.

Indicó que con esta reforma también se logrará que hasta un 90 por ciento de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puedan tener una pensión, será una transformación profunda que plantea la iniciativa de reforma al sistema de pensiones que presentó el Ejecutivo al Congreso, toda vez que abriría el camino para que se reformen los más de tres mil sistemas de pensiones que conviven en el país.

Precisó que con las reglas actuales del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) solo un 30 por ciento de los trabajadores mexicanos alcanzará el número de años necesarios de trabajo para obtener una pensión, pero con los cambios que se plantean en la iniciativa, que ya está en la Cámara de Diputados, entre un 80 o 90 por ciento de los trabajadores podrán acceder una pensión mínima, a una renta vitalicia, o un retiro programado.

“Obviamente es una transformación profunda que beneficia claramente a los trabajadores afiliados al IMSS. Es un primer gran paso para modernizar nuestro sistema de pensiones, que tenía por lo menos unos 23 años de no tener una transformación de fondo”, aseveró.

La iniciativa entregada al Poder Legislativo prevé que desciendan las semanas de cotización en el primer año de la reforma de mil 250 a 750, y paulatinamente subirlas a mil semanas hacia el 2031; así como incrementar la aportación obligatoria de manera gradual del 6.5 a 15 por ciento de 2023 al 2030.

Publicidad