El grupo de investigación de Facebook en Tel Aviv está trabajando en una nueva billetera digital para el gigante de las redes sociales, que se está lanzando como parte de la iniciativa “Libra”, una nueva criptomoneda global basada en la tecnología de cadenas de bloques.

La nueva billetera digital permitirá al usuario “guardar, enviar y gastar Libra”,  y estará disponible en Messenger, WhatsApp y como aplicación independiente.  Se espera que se lance en 2020, dijo Facebook en junio.

Sin embargo, mientras, el equipo de Tel Aviv está creando sistemas que monitorean en tiempo real cualquier actividad sospechosa o cualquier intento de manipular cuentas de usuario y prevenir dicha actividad,  también se están suscitando fuertes presiones externas en el proyecto.

Una de las posiciones más duras con respecto a este proyecto es la del ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire, quien a su llegada al encuentro en Helsinki ha insistido en impedir el desarrollo de Libra en la Unión Europa. “Lo que está en juego es la seguridad de los consumidores, la estabilidad de las finanzas dentro de la UE y la soberanía de los Estados europeos. Por eso estoy profundamente convencido de que bajo el consenso actual debemos rechazar el desarrollo de Libra en la UE”, ha explicado.

Por otro lado, Facebook al presentar Libra en el mes de junio, dijo que se lanzaría públicamente a principios del próximo año con socios como Uber, Visa, Mastercard y PayPal. Sin embargo, este fin de semana en medio de dudas y una gran escrutinio regulatorio, PayPal está anunciado su retirada de la Asociación sin fines de lucro “Libra Association” de Facebook  y dijo que también retira su apoyo a Libra de forma oficial, aunque no especifica las razones concretas para tomar esta decisión. Hay que recordar que David Marcus, quien lidera el proyecto en Facebook, fue anteriormente presidente de PayPal.

Dante Disparte, jefe de políticas y comunicaciones de la Asociación Libra, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico: “Reconocemos que el cambio es difícil y que cada organización que inició este viaje tendrá que hacer su propia evaluación de los riesgos y las recompensas de comprometerse con viendo a través del cambio que promete Libra ”.

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo este verano que la libra plantea “serias preocupaciones con respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección del consumidor, la estabilidad financiera” y que la Fed lanzó un grupo de trabajo para examinarlo.

En respuesta, Facebook ha tratado de mitigar los temores a la libra en parte asegurando que Facebook no tendría un control unilateral de la moneda.

La Asociación Libra estaba compuesta por 28 patrocinadores corporativos, incluido Facebook, que están destinados a ayudar a gobernar la libra. Se esperaba que todos los miembros fundadores invirtieran un mínimo de $ 10 millones para financiar los costos operativos de la asociación y lanzar un programa de incentivos para impulsar la adopción, según el anuncio inicial de Facebook del proyecto, pero esas inversiones aún no se han realizado.  La deserción pública de PayPal podría indicar que la alianza está empezando a desmoronarse.

Libra podría abrir la compra en línea a millones de personas que no tienen acceso a cuentas bancarias y podría reducir el costo de enviar dinero a través de las fronteras. Según los responsables de Facebook, pagar con libra será “tan fácil como enviar mensajes de texto”.

Publicidad