El pueblo del maíz, México

Anuncios
Anuncios

Ciudad de México (CDMX) (SPI / Kaleydoscopio).- A nadie nacido en México le sorprende escuchar la frase: “somos gente de maíz y el maíz es de la gente”, el maíz (zea mays) es originario de este país y hay evidencia que su cultivo inició hace unos 7,000 años.

Su domesticación permitió que los grupos nómadas se volvieran sedentarios, convirtiéndose así en el sustento de los pueblos mesoamericanos.

La palabra “maíz” viene del indio caribeño y significa “lo que sustenta la vida”, era el cultivo más consumido, era el más leal y cercano a la vida indígena.

Es el único cereal de origen americano que se ha convertido en uno de los cultivos principales en el mundo.

El maíz no es sólo alimento, sirve para producir muchas cosas, más de las que imaginamos, es ingrediente esencial de cerca de unos 4,000 productos que conocemos, los cuales tienen como base los subproductos del maíz, por ejemplo jarabe, aceite, harina o fécula, por mencionar algunos.

Además, con maíz se hace incluso un combustible conocido como bioetanol, por eso, en el mundo, cada vez más extensiones de tierra se dedican al cultivo de este cereal con este fin.

El maíz blanco es un cultivo estratégico para México por su importancia en la alimentación humana y ganadera, sin duda contribuye a la seguridad alimentaria, pues tiene como principal destino el consumo humano. Aquí cabe resaltar la autosuficiencia de nuestro país en la producción de este grano, ya que anualmente contamos con más de 25 millones de toneladas.

Por otro lado, la alimentación animal y uso industrial para generar otros bienes es el destino principal del maíz amarillo, del cual, apoyado con las importaciones, se garantiza el abasto para la industria almidonera, alimentos balanceados para el ganado, así como de frituras y hojuelas.

La Sagarpa dice que actualmente en México existen 62 razas de maíz y alrededor de 1,402 variedades registradas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales

Publicidad