Después de años de obsesionarse cada mes con la letra ‘K’, los operadores y los analistas de petróleo centrados en México pueden respirar un poco mejor.

El factor ‘K’ de México es un número agregado o restado de los precios del crudo en cada región para ajustarse a las condiciones del mercado.

En el pasado, era particularmente difícil de descifrar, porque la fórmula anterior para el crudo Maya a EU incluía una variedad de componentes diferentes, incluido el fuel oil con alto contenido de azufre, así como los crudos Light Louisiana Sweet, West Texas Sour y Brent. Dependiendo de las diferencias de ubicación y calidad que afectaran los precios, el factor ‘K’ podría cambiar de positivo a negativo y viceversa en unos pocos meses.

Con la recién anunciada fórmula para el petróleo finalizada esta semana, el esquivo ‘K’ puede ser más estable, y probablemente un número negativo. La nueva fórmula solo contempla el crudo West Texas Intermediate (WTI) en Houston, el Brent y el factor ‘K’.

El gran cambio en las nuevas fórmulas, que comienzan con las cargas de diciembre, es la eliminación del fuel oil con alto contenido de azufre debido a las próximas normas de la OMI para 2020 relacionadas con el combustible para buques, las cuales reducirán drásticamente la demanda y los precios del combustible.

Al eliminar el fuel oil y el West Texas Sour, la nueva fórmula utiliza crudos livianos y bajos en azufre para ponerle precio al Maya, que por ser pesado y alto en azufre generalmente tiene un valor más bajo. Eso probablemente significará que el factor ‘K’ será un número negativo constante, o Maya sería más costoso que las calificaciones de Canadá y otros lugares. Eso también significa que ‘K’ juega un papel mucho más importante en el precio general.

Los operadores dicen que la nueva fórmula para el Maya tendrá poco impacto en la llamada cobertura de la Secretaría de Hacienda, la cobertura soberana anual más grande de su tipo. Los distribuidores ya habían comenzado a vender contratos a plazo en el mercado líquido de WTI Midland en previsión del cambio, y dado que la cobertura está “sucia” o imperfecta de todos modos, generalmente ya usan WTI y Brent.

Publicidad