Usuarios de servicios financieros se han quejado de que reciben correos electrónicos o mensajes de texto en los que les advierten sobre operaciones bancarias “sospechosas” que supuestamente bloquean sus cuentas temporalmente, por lo que les piden ingresar a una liga para proporcionar sus datos personales.

Sin embargo, todas estas notificaciones se tratan de fraudes cibernéticos que sólo buscan robar la identidad de las personas. Por tal motivo, la CONDUSEFtiene un servicio llamado Portal de Fraudes Financierosque sirve para denunciar teléfonos, páginas web o correos electrónicos que son utilizados para hacer fraudes.

En este sitio también se puede acceder al Monitor de Reportes que se encarga de mostrar los números y direcciones electrónicas que han sido reportadas por otros usuarios.

Los delincuentes usan este método para que las personas brinden su información personal, por lo que nunca se debe de dar “clic” a enlaces sospechosos. Tampoco se tienen que mandar a las listas de contactos, ya que son virus que se reproducen y pueden robar los datos de los teléfonos celulares.

¿Qué es el “Phishing”?

El “Phishing” es un tipo de fraude cibernético mediante el cual los estafadores buscan conseguir información personal y bancaria para robar la identidad de las personas y hacer operaciones bancarias falsas.

¿Cómo evitar ser víctima?

Para protegerse de estas malas prácticas se puede hacer lo siguiente:

  • No brindar ningún dato por correo electrónico
  • No responder los mensajes que contengan un enlace externo
  • Si es necesario, cambiar inmediatamente todas las contraseñas
  • Las direcciones seguras comienzan con https

Otra pista importante para saber que es una estafa es que los mensajes tienen errores gramaticales y de formato.

Publicidad