El éxito de los destinos turísticos sin playa está en potencializar sus riquezas y aprovechar los recursos naturales y culturales que tienen para impulsar nuevas oportunidades que se convierten en rutas, paradores turísticos y circuitos, entre otros atractivos.

Así lo aseguró el secretario de Turismo de Guanajuato, Fernando Olivera Rocha, quien destacó que los mayores retos de estos destinos están en promover una gobernanza sólida de la política turística, ampliar la conectividad y promover el turismo incluyente, así como trabajar en conjunto con otros destinos.

En un comunicado, expuso que también se debe trabajar en la diversificación de productos y el desarrollo de destinos, además de priorizar la inversión y el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Durante el panel “Retos y oportunidades de los destinos para el desarrollo y crecimiento turístico”, en el marco del Congreso de la Asociación Femenil de Ejecutivas de Empresas Turísticas, dijo que aunque el país vive una época de bonaza turística, aún faltan muchos retos para que el sector sea considerado una prioridad y se reconozca en las políticas públicas, la gobernanza y en los tres niveles de gobierno.

Manifestó que hace falta un mayor presupuesto que permita consolidar acciones de mayor peso y no solamente ver proyectos pequeños y medianos en la reconfiguración de los destinos turísticos.

Olivera Rocha aseveró que la industria automotriz en Guanajuato atrae a los inversionistas que a su vez se convierten en turistas de negocios.

La Secretaría de Turismo de Guanajuato informó que diversificó su oferta turística con nuevas rutas como el Circuito del Tequila, Circuito del Nopal, Circuito del Vino y el Circuito del Mezcal.

 

Publicidad