Hay varios factores que sostienen al peso mexicano, incluido el papel del estímulo, la reapertura y la mejora del mercado laboral de Estados Unidos, el mayor socio comercial de México. Las remesas récord también influyen.

EE.UU. no solo es, por lejos, el principal destino de exportación de México, sino que los trabajadores mexicanos en el exterior enviaron más de US$4,000 millones al país en abril, además de un récord de US$4,200 millones en marzo. Durante esos dos meses, el país registró un déficit comercial de US$1,500 millones.

Las remesas totalizaron US$41,000 millones el año pasado, alrededor del 3.8% del PIB. Es una posible explicación de la notable recuperación del peso después de la ola de ventas del año pasado y de su estabilidad durante los últimos seis meses, a pesar del deficiente crecimiento económico.

Después de una caída inicial en marzo del año pasado, las remesas globales han sido sorprendentemente resistentes a lo largo de la pandemia.

Te puede interesar: Por qué el precio de los alimentos en el mundo aumentó a su mayor nivel en más de una década

Los trabajadores migrantes parecen haber hecho grandes esfuerzos para ayudar a compensar las dificultades en sus países de origen mientras los países pobres luchaban por hacer frente a la pandemia. Las transferencias a América Latina y el Caribe de trabajadores emigrantes aumentaron un 8% a un récord de US$102,000 millones el año pasado, según estimaciones del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA), un grupo de expertos de los bancos centrales de la región.

Los mexicanos, en particular, se han beneficiado porque su Gobierno, bajo el mandato de Andrés Manuel López Obrador, ha gastado muy poco para apuntalar el crecimiento. El estímulo de EE.UU. ha tenido un impacto mucho mayor en México que el propio esfuerzo de México, según estimaciones de JPMorgan. En marzo de este año, había 6.9 millones de mexicanos trabajando en EE.UU., un 21% más que en abril de 2020. Y de ellos, 5.9 millones tenían empleos de tiempo completo, según datos del CEMLA. La proximidad a EE.UU. y sus vacunas también puede ayudar a explicar la disminución de los casos de covid en México de enero a mayo.

Las remesas a Sudamérica cayeron el año pasado, en contraposición a la tendencia observada en México, Centroamérica y el Caribe. Eso puede reflejar la diferencia entre los países de destino de los emigrantes de la Sudamérica andina. Sin embargo, los últimos datos muestran que los colombianos enviaron US$678 millones a casa en abril, un aumento del 94% respecto del año anterior.

Publicidad