El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció este martes su renuncia porque su socio de coalición, el partido Liga del ministro del Interior, Matteo Salvini, decidió retirar su apoyo al gobierno populista.

Conte declaró al Senado que comunicará su decisión oficialmente al presidente Sergio Mattarella en las próximas horas.

Mattarella, como jefe del Estado, podría pedirle a Conte que permanezca en el puesto y busque una mayoría alternativa en el Parlamento o aceptar su renuncia y ver si otro dirigente puede formar una coalición de alternativa.

De fracasar esto último, Mattarella podría disolver el Parlamento y convocar a elecciones generales, posiblemente en octubre.

El Financiero

Publicidad