El calentamiento global de la superficie terrestre se está acelerando, al mismo tiempo que las olas de calor y las lluvias torrenciales se han incrementado tanto en frecuencia como en intensidad en varias regiones del planeta, según el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) sobre la ciencia del clima.

Una de las grandes metas es la reducción de las toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) lanzadas a la atmósfera y uno de los caminos es el uso de la industria fotovoltaica.

Te puede interesar: ¿México se ‘puede ir olvidando’ de inversiones? GM advierte que pueden dejar de llegar

Anuncios

Potencial

Existen dos formatos para la industria fotovoltaica, no sólo en México sino en el mundo: Gran Escala y Pequeña Escala, ésta última también llamada Generación Distribuida, describió Leonardo Velasco Ochoa, presidente del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica (AMIF).

En entrevista con El Economista , Velasco mencionó que para proyectos menores a 500 kW en casas, pequeños negocios e industria, ven un enorme potencial de crecimiento.

“Hoy gozamos de cierta claridad en términos de cuánta capacidad podemos agregar sin saturar los nodos de distribución en México y sabemos que podríamos duplicar nuestra capacidad instalada acumulada en los próximos cinco años, esto equivale a 2 GW”.

Enfatizó que para proyectos en gran escala existe el enorme reto de conciliar posiciones políticas, sin embargo, la inclusión de fotovoltaico en la mezcla de tecnologías de generación en gran escala es imparable.

“Si acaso habrá una breve desaceleración este sexenio en este tipo de inversiones. Esperamos pronto ver un panorama más certero en este tipo de inversiones. Es una pena que no estemos innovando e implementando con el mismo compromiso que otros países tienen hacia las renovables en este formato”, dijo el presidente del Consejo Directivo de la AMIF.

La AMIF promueve el crecimiento de empresarios nacionales en toda la cadena productiva que integra a la industria fotovoltaica. “Nuestra labor ha sido la técnica de profesionalización principalmente, hacia los instaladores de sistemas fotovoltaicos en casas, negocios e industria”.

Preocupaciones

Ante el cuestionamiento de cuales son sus preocupaciones ante la contrarreforma energética del gobierno mexicano, Velasco Ochoa mencionó que “el debate político contemporáneo continuamente carece de precisiones que son indispensables para comprender los pros y contras de cada situación en la mesa de debate.

“Siempre hemos sostenido un diálogo proactivo con la CFE y la Comisión Reguladora de Energía, procurando un acceso libre y no discriminatorio a las redes eléctricas y un panorama de certidumbre hacia las inversiones en tecnologías fotovoltaicas. En la Asociación hemos abierto muchas mesas de trabajo y de cabildeo político para generar insumos informativos ante diversos actores políticos.

“Una de mis mayores preocupaciones es que la Generación Distribuida está siendo ligeramente relegada en la conversación. En AMIF queremos ver una hoja de ruta clara en la promoción y profesionalización de esta modalidad. En un análisis técnico de la propuesta de reforma, la Generación Distribuida no pareciera una prioridad del gobierno federal. Nos preocupa que centralizar toda la gestión con la CFE pudiera significar conflictos de interés ”.

Expectativas

El líder de la AMIF consideró que dentro de las oportunidades que tiene nuestro país para cumplir sus metas climáticas del 2050, uno de los aspectos fundamentales es que “México tiene que evitar la contabilidad esquiva de sus Contribuciones Determinadas a nivel nacional. Los compromisos realizados tanto en adaptación como mitigación de emisiones deben ser más claros. Estamos próximos a la ratificación y esperamos, las nuevas metas en la COP26 sean ambiciosas.

“Si México planea aumentar el uso de combustibles fósiles y retrasa su migración hacia tecnologías limpias, será muy difícil lograr nuestros objetivos. Es importante mencionarlo, la situación que está viviendo la CFE no es una situación aislada, esto le está ocurriendo a todas las compañías del planeta que han fallado en migrar y pivotear de forma acelerada hacia nuevas tecnologías”, concluyó Velasco, presidente del Consejo Directivo de la AMIF.

Publicidad