El Kremlin dio por cerrado el acuerdo OPEP+ para reducir la producción de petróleo y saludó la postura de México, que desatascó las negociaciones al sumarse al pacto.

“El presidente, (de Rusia, Vladímir) Putin, valoró muy positivamente el documento acordado”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov destacó que el acuerdo fue en principio fruto del compromiso de 22 de los 23 países participantes en la cumbre telemática, pero se les sumó México.

“Saludamos esa postura. Consideramos que ahora se puede hablar del compromiso de los 23 países participantes”, apuntó.

El portavoz presidencial se mostró “convencido” de que el recorte acordado tendrá una influencia “extremadamente positiva” en los mercados internacionales, “que se reforzará aún más después de que se uniera también México”.

Eso sí, matizó que las negociaciones con la delegación mexicana “continúan” y expresó su confianza en que México acepte los parámetros acordados durante la pasada madrugada.

Y es que, en su opinión, en el acuerdo “no hay vencidos” y “solo vencedores”, ya que salen beneficiados tantos los exportadores como los países importadores.

“Y la economía mundial en general, que podía haberse visto inmersa en el caos en caso de que no se hubiera producido un acuerdo”, agregó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que México se sumó al pacto de la OPEP+ para reducir la producción de petróleo pero con una disminución de solo 100 mil barriles diarios y tras pactar también con Estados Unidos, que en compensación bajará un poco más su producción.

La OPEP, Rusia y otros productores de crudo alcanzaron un acuerdo básico para reducir su oferta petrolera en un 23 por ciento ante la crisis en el sector causada por la pandemia del COVID-19.

Arabia Saudita, líder de facto de la OPEP, y Rusia, que encabeza a los aliados, se comprometieron a rebajar cada uno hasta 8.5 millones de barriles diarios (mbd) el nivel de su producción, desde los cerca de 11 mbd que extraían en octubre de 2018, allanando el camino para un recorte histórico de los suministros globales de crudo.

El acuerdo es un compromiso para mantener limitados los suministros durante dos años, con un plan escalonado: la reducción de 10 mbd regiría en mayo y junio próximos, bajaría a 8 mbd entre julio y diciembre, y a 6 mbd entre enero de 2021 y abril de 2022.

Los socios de la OPEP Venezuela, Irán y Libia siguen exonerados del compromiso de limitar sus extracciones debido a las caídas involuntarias de su actividad petrolera causadas por diversas causas, como crisis económicas, sanciones y conflictos armados.

Para los restantes veinte países de la alianza OPEP+, el bombeo que entraría en vigor el 1 de mayo es un 23 por ciento del nivel que tenían en octubre de 2018.

Publicidad