El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics ganó 26,4 billones de wones (unos 19.603 millones de euros/23.715 millones de dólares) en todo 2020, lo que supone un 21,48 % más que en el año anterior y viene motivado por la mayor demanda de chips a raíz de la pandemia.

Te puede interesar: QAnon difunde nueva conspiración: Trump volverá a ser presidente el 4 de marzo

Su beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció a su vez un 19,45 % con respecto a 2019 hasta sumar 36,35 billones de wones (26.998 millones de euros/32.655 millones de dólares).

Anuncios

Su ganancia operativa aumentó un 29,6 % hasta los 35,99 billones de wones (26.731 millones de euros/32.337 millones de dólares) y su facturación se incrementó un 2,78 % hasta suponer 236,81 billones de wones (175.935 millones de euros/212.797 millones de dólares).

Su principal rama de negocio, la de los semiconductores, se vio beneficiada este año gracias al incremento de la demanda relacionada con, por ejemplo, los centros de datos, después de que parte importante del globo impusiera confinamientos, impulsando el teletrabajo y los servicios en remoto.

A su vez, su rama de electrónica de consumo y telefonía se vieron favorecidas por una recuperación de la demanda una vez terminaron los encierros.

En el cuarto trimestre del año, y pese al abaratamiento del dólar, la empresa logró un beneficio neto de 6,6 billones de wones (4.896 millones de euros/5.920 millones de dólares), un 26,4 % interanual más, ante la persistente fortaleza de la demanda de chips.

Su beneficio bruto de explotación (EBITDA) para los últimos tres meses del año creció un 16,1 % con respecto al mismo periodo de 2019 hasta 8,97, billones de wones (6.655 millones de euros/8.048 millones de dólares), según refleja un comunicado del gigante tecnológico.

Publicidad