El Sistema de Administración Tributaria (SAT) participa como socio activo de Inspectores Tributarios Sin Fronteras (TIWB), una iniciativa conjunta de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para fortalecer la capacidad de los países en desarrollo para gravar eficazmente a las empresas multinacionales, que ha generado más de 537 millones de dólares en ingresos adicionales cobrados a estas compañías desde 2015 a junio de 2020.

Los ingresos fiscales adicionales recaudados por los países en desarrollo en relación con los programas TIWB ascendían a 537 millones de dólares y las liquidaciones fiscales totales superaban los mil 840 millones de dólares estadounidenses.

Te puede interesar: Ni el COVID-19 ‘tumba’ a las remesas; avanzan 9.3% en agosto

“Los programas TIWB proporcionan un retorno de inversión significativo y representan una excelente relación calidad-precio. En promedio, las administraciones anfitrionas han recuperado 70 dólares en ingresos fiscales adicionales por cada dólar gastado en costos operativos de TIWB entre 2012 y el 30 de junio de 2020”, señala el informe anual 2020.

De esos 537 millones de dólares en ingresos adicionales cobrados por países en desarrollo, la gran mayoría -66 por ciento- se obtuvo en África, y la segunda región en relevancia fue Latinoamérica y el Caribe con el 23 por ciento del total, es decir, 122.1 millones de dólares.

Con programas en África, Asia, Europa del Este, América Latina y el Caribe, la iniciativa TIWB tiene 80 programas completados y en curso en 45 países y jurisdicciones en todo el mundo. Se han solicitado 19 programas adicionales y están en trámite.

Estas acciones han sido posibles con el apoyo de diversos socios, organizaciones regionales e internacionales, donantes clave de asistencia oficial para el desarrollo y administraciones tributarias asociadas.

La iniciativa cuenta con 18 Administraciones Socias, entre ellas el SAT de México, que incluyen siete administraciones tributarias actualmente involucradas en la cooperación Sur-Sur, incluidas India, Kenia, México, Marruecos, Nigeria y Sudáfrica.

Los expertos de las administradoras de socios brindan asistencia técnica bien adaptada y basada en la experiencia y dan recomendaciones prácticas mientras transfieren conocimientos, pero será necesario aumentar el número de estas administradoras asociadas para implementar la cantidad de programas futuros.

“Los 18 socios actuales han estado muy comprometidos, pero, con el crecimiento continuo de las solicitudes, se requerirán compromisos de más jurisdicciones”, reconoce el documento.

Publicidad