El sector de las microfinanzas ya muestra signos de una moderada recuperación, luego del complicado 2021 que significó un año complejo por los efectos de la emergencia sanitaria que afectó principalmente a las micro y pequeñas empresas, uno de los segmentos principales de esta industria, de acuerdo con la calificadora HR Ratings.

La firma presentó su análisis sectorial de las instituciones de microfinanzas, donde destacó que el repunte gradual de la economía ha permitido también una recuperación en la calidad de pago de estas instituciones, así como una mayor demanda de crédito que va en línea con una eventual normalización en las políticas de originación.

“Si bien se observa una recuperación con respecto a los niveles observados en (el) 2020, las métricas de rentabilidad aún no se estabilizan en niveles observados previos a la pandemia, lo que refleja que el ritmo de recuperación de sector se dará de manera gradual, con una expectativa de normalización sostenida esperada hacia (el) 2022”, destacó la firma en el análisis.

Anuncios

Te puede interesar: Sector servicios y trabajo independiente impulsan nuevo repunte del empleo

De acuerdo con la calificadora, al primer semestre del año, el índice de morosidad ajustado del sector —basado en las 18 firmas que califica del sector de microfinanzas— se ubicó en 17%, cuando en el mismo periodo del 2020 éste fue de 16.1% y pese haber un incremento en el comparativo anual, dicha tendencia va a la baja ya que al término del año anterior este indicador fue de 18.5 por ciento.

“Se observa una tendencia decreciente en la morosidad de las carteras en línea con la gradual recuperación de la economía y la reapertura de operaciones. Esto a su vez se ha reflejado en un menor requerimiento de estimaciones preventivas, lo que, en conjunto con un control de gastos operativos, ha llevado a una recuperación moderada en la rentabilidad”, apuntó el reporte.

El análisis destacó el tema de la transformación digital de estas entidades y pese a que se prevé que esta migración tecnológica se realice de forma gradual, se espera que en un mediano plazo se refleje de manera constante en la operatividad de estas instituciones, que basan mucho su trabajo en las operaciones en sucursales.

“El sector de microfinanzas se encuentra en un proceso de robustecimiento de herramientas tecnológicas en búsqueda de mayores eficiencias y de automatización de procesos”, indicó la firma calificadora.

Publicidad