Los representantes del sector obrero que forman parte de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), acordaron, en reunión, firmar un acuerdo único para demandar el incremento salarial a los mínimos para 2022, el cual lo fijaron en 25% de aumento.

Luego de la reunión que sostuvieron los integrantes de la Conasami del sector obrero expusieron que es de vital importancia que se analice el incremento de los salarios profesionales, ya que están casi al mismo nivel que los mínimos, de ahí que se tendría que proponer un incremento sustancial para este sector.

El próximo jueves 25 de noviembre es la reunión mensual que lleva a cabo la Conasami que encabeza Luis Murguía y se espera que sea ese mismo día cuando el sector obrero presente de manera oficial su petición al sector patronal y al gobierno.

Anuncios

En entrevista, José Luis Carazo, vocero del sector obrero en la Conasami, comentó a El Economista que hay dos factores de importancia en los que se centrarán “las complicadas negociaciones al salario mínimo”, una de ellas tiene que ver con el hecho de que recientemente se reformó la Ley Federal del Trabajo que establece que “los salarios mínimos no pueden estar por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia transcurrido”.

Te puede interesar: ¡Mal presagio! Analistas prevén inflación de hasta 7% al cierre de 2021

Y el segundo aspecto, destacó Carazo, está vinculado al hecho de que los salarios mínimos profesionales han empezado a “ser de preocupación porque hay un rezago de aproximadamente 63% que estamos por debajo, y apenas el año pasado se empezó algo de su recuperación”.

Cabe señalar que el salario mínimo este año se ubica en 141.70 pesos diarios; mientras que en la Zona Libre de la Frontera Norte está en 213.39 pesos diarios.

“Para el sector obrero es importante que los salarios profesionales se incrementen en un porcentaje que no los deje rezagados; hasta el año pasado que se dio el mismo tratamiento que al salario mínimo, donde se incluyó la figura del MIR (Monto Independiente de Recuperación), pero necesitamos recuperarlos; de lo contrario se está generando como otro rezago distinto, y no debemos como país permitirlo porque después es imposible recuperar lo que haya perdido”, destacó.

Asimismo, Carazo destacó que “el primero de diciembre se declara la sesión permanente de la Conasami para llegar a la fijación del 2022, dentro de las novedades que encontramos es que la inflación ha estado bastante alta, el poder de la recuperación del salario se perdió por más de 40 años y no se ha recuperado el salario mínimo; además, ahora legalmente el salario no puede estar por debajo de la inflación”.

Cabe señalar que el reporte de octubre la Conasami informó al Consejo de Representantes que en términos reales ambas zonas salariales presentaron en septiembre una recuperación del poder adquisitivo de 8.5% anual. Pese al avance de la inflación durante el mes, de 6% anual, la recuperación del poder adquisitivo se mantiene por arriba del incremento de los precios.

Publicidad